PIZARRO Y LOS LIMITES DEL PERÚ

Fernando Bobbio Rosas

A propósito del retiro de la estatua del más grande genocida de la historia, el pizarrólatra mayor del reino (Historiador del Busto) desempolvó lo mejor de sus argumentos en defensa de su ídolo; al gobierno de Pizarro, dice, se deben "el descubrimiento del Amazonas... el hallazgo del Titicaca...y la visión" del Marañón y del Huallaga; además, la "posesión de las provincias de Tumbes y Jaén, de los Atavillos y Chupacho, de Avisca y de los Chunchos (la selva). Finalmente también se debe a Pizarro... que Chile no comience en el Cusco, lo que determinó la peruanidad de Arequipa, Puno, Moquegua y Tacna, así como los derechos, hoy perdidos, sobre Arica y Tarapacá.
Lo primero que cabe observar a este planteamiento es que Pizarro peleó por exten- der al máximo sus dominios no por ningún afán nacionalista o patriótico, sino para exclusivo provecho personal; fue un bandido luchando porque su feudo (con esclavos incluidos) fuera lo más grande posible. En cuanto a los esclavos (llámeseles "repartidos", "encomendados" o lo que se quiera), lo mismo les daba padecer bajo el látigo de los capataces de Pizarro que de los de Almagro.
Pero hay algo más grave; es difícil ser tan torpe como para creer que los límites de las circunscripciones administrativas coloniales se fijaron ya en la primera mitad del s. XVI y en función a los intereses de los sicarios del rey chapetón.
Como lo sabe cualquier escolar (todos los datos que siguen están tomados del libro de secundaria del profesor Pons Muzzo, incluidos los 2 mapas que reproducimos) a fines del s. XV España y Portugal estaban tratando de apoderarse de las riquezas del Asia.
Portugal orientó su búsqueda bordeando el África, y en 1488 sus mercenarios logran doblar el Cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica); en cambio Colón, financiado por España, parte hacia el oeste y llega a América.
Para evitar una colisión de intereses "que perjudicaría a la cristiandad blanca", el Papa da el 1er. decreto "globo colonizador" (mayo de 1493) que divide el planeta entre Portugal y España.
Como la bula papal dejó algunos puntos oscuros, Portugal y España los aclaran al año siguiente.
Así, cuando en 1532 Pizarro y Almagro inician el asalto a Sudamérica, el territorio que "correspondía" a España ya estaba señalado hacia más de siete lustros. Y la subsecuente pelea entre pizarros y almagros fue solo "un episodio pasajero" y sin importancia para la administración española que, para mejor explotación de la región, la delimita en 2 circunscripciones: Nueva Castilla y Nueva Toledo (que por disputarse el Cusco generan la primera guerra denominada "civil"). Luego de la "pacificación" se unifica ambas circunscripciones con el nombre de Perú, estableciéndose la sede virreinal en Lima.
El status quo establecido en 1494 duró casi 2 siglos, al cabo de los cuales (como se aprecia en el mapa II) la situación varió en 2 puntos principales:
-El 1ro. es el avance de los portugueses (los nuevos límites son reconocidos en 1777).
-El 2do. es la decisión de la administración española de "descuartizar" el Virreinato del Perú en 3 grandes trozos (Nueva Granada, en 1729; Río de la Plata, en 1776; y el antiguo Virreinato del Perú) y otros 2 menores (Santa Fe y Chile).
En la 2da. década del s. XIX Charcas (Alto Perú) pasa a depender del Río de la Plata, pero mas tarde, ante la subversión criolla, el virrey Abascal reintegra la audiencia de Charcas al Virreinato del Perú (que ante el reclamo de la Argentina independiente en incorporarla, Bolívar independiza como Bolivia).
Así pues, los territorios del Virreinato del Perú en 1776, más los de la audiencia de Charcas constituyen la base geográfica del Perú al inicio de la etapa republicana y, en este punto, Pizarro no es más que un Martín Rivas de la época, tan importante como Juan Pérez del Torso o del Busto.

LATINOAMERICA: RANKING WALL STREET - 2003

James Petras - EEUU-

De las entrevistas con inversores de Wall Street y funcionarios de comercio en Washington, así como de los informes del BM y del FMI, Wall Street Journal, Financial Times y las páginas financieras del New York Times en los primeros 6 meses de este año (2003), se entreve una "jerarquía de favoritos y enemigos" entre los gobiernos latinoamericanos.

Los criterios usados para juzgar a los regímenes, son:
1- Buena disposición para seguir la política neoliberal.
2- Capacidad para ponerlas en práctica.
3- Capacidad para procurarse legitimidad política.
Las clasificaciones han cambiado respecto al año pasado, en particular allí donde los regímenes "favoritos" han sido ineficaces para imponer tales políticas o han quedado aislados.
Por ejemplo hace un año los presidentes boliviano Sánchez, peruano Toledo y colombiano Uribe, presentaban una "alta clasificación" debido a su apoyo al ALCA, sus "programas de privatización", su compromiso para el "pronto y completo pago de la deuda" y el apoyo incondicional a las intervenciones militares de Bush, en Colombia, Afganistán e Irak. Este año han sido "rebajados de categoría", no porque hayan cambiado su política, sino porque están casi privados de apoyo político. Ahora son clasificados como "clientes aislados y desacreditados".

LOS "BELLOS": LULA Y GUTIÉRREZ
Aunque la mayor parte de los más astutos funcionarios Asuntos Exteriores sabían antes de la elección del 2002, que Lula "ya no era una amenaza radical ni incluso un reformador consecuente", la mayor parte de los ideólogos de Wall Street, sorprendidos por la selección de Lula de un Equipo Económico Ortodoxo Liberal, quedaron embelesados cuando de modo convincente comenzó a impulsar una agenda neoliberal "radical", que incluye la privatización de la seguridad social, baja considerablemente de las pensiones de los empleados públicos y reducción de las exigencias para que los capitalistas despidan a los trabajadores. Lo que un cínico agente de bolsa de Wall Street (un antiguo izquierdista) llamó "Neoliberalismo Talibán de Lula" (refiriéndose a su dogmático abrazo de todo el repertorio del FMI), lo cual ha causado sensación en Washington: "Lula es bello", es la frase de moda, y se justifica:
1) La vigorosa puesta en prác-tica, por Lula, de la áspera agenda neoliberal formando alianzas con partidos de derecha y castigando a los diputados disidentes de izquierda.
2) El hecho de que Lula conserve una mayoría popular en las encuestas y haya tenido éxito en neutralizar a la organización sindical de izquierda (CUT).
El 2do. Presidente "más bello" es Gutiérrez de Ecuador, que ha reafirmado la Economía Dolarizada, ha confirmado la Base Militar USA en Manta, apoya la intervención del US Army en Colombia y propone privatizar los sectores clave del petróleo, electricidad, e industrias ligeras. Antes de la elección de Gutiérrez, Washington le consideraba un "oportunista raro" que hablaba a favor de Pinochet y Castro dependiendo de quien pagara sus gastos de viaje. Poco después de la 1ra. ronda de elecciones, Gutiérrez fue a Washington donde le consideraron "un oyente dócil". Una vez elegido, Gutiérrez "hablaba a los indios, pero trabajaba con nosotros" según un inversionista petrolero. Para placer de Washington, Gutiérrez ha dividido al poderoso Movimiento Indio. Todo esto son buenas noticias para Washington, porque Ecuador ya ha visto a 2 anteriores presidentes, "clientes carapálidas", derrocados por "los indios".

LOS BUENOS: FOX, URIBE Y LAGOS
Un poco más abajo, en las clasificaciones positivas, están Fox de México, Uribe de Colombia y Lagos de Chile. Todos, "devotos discípulos" del ALCA.
Pero varios factores han hecho que estos "clientes" pierdan puestos en la clasificación:
Fox ha sido incapaz de impulsar la privatización del petróleo y electricidad; e insiste en el "quid pro quo" (algo a cambio) de la legalización de 4 millones de trabajadores mexicanos en EEUU. Fox no apoyó a Bush con el voto en el Consejo de Seguridad para la invasión de Irak.
Uribe prometió a Washington que "militarizaría el país y arrasaría guerrilleros". Después de un año de combate ha fallado por completo y está aislado políticamente. Los generales de Uribe están más interesados en la confiscación de droga que en combatir guerrillas.
Lagos aún está bien considerado en Washington, pero con la derecha neo-Pinoche-tista ganando fuerza y la coalición pro-Lagos inmersa en escándalos de corrupción, Washington ha degradado ligeramente a Lagos, especialmente después de su perorata sobre la Resolución de Irak en el Consejo de Seguridad.

LOS "FEOS": SÁNCHEZ, TOLEDO Y BATLLE
El 2do. y 3er. nivel de clasificaciones incluye a Batlle de Uruguay, Sánchez de Bolivia y Toledo de Perú. Batlle dirige un régimen quebrado en una corrupción que permanece en el poder gracias a la inercia del sistema político y al ultra-legalismo de la oposición. Sánchez y Toledo tienen menos del 9% de apoyo y son confrontados por oposición masiva en las calles. Son ineptos y carecen de poder para poner en práctica los planes de privatización de Wall Street, y la política represiva de Washington hacia los cocaleros.
Washington/Wall Street siguen hasta ahora apoyando a estos regímenes, pero contemplan dejarlos de lado si aumenta la presión popular. Entonces tendrán opción de buscar a un centrista "responsable" (como García en Perú) para apagar el incendio, o a la Junta Militar en Bolivia "para salvar la democracia" de peligros rojos y nacionalistas.

EL ASTERISCO: KIRCHNER
En Wall Street están ansiosos por ver como maneja el Gobierno Argentino las negociaciones con el FMI, cuanto tarda en reanudar el pago de la deuda, y cuanto tiempo puede mantener el orden y garantizar un acuerdo con las multinacionales. Tanto a Washington como a Wall Street no les gustó la declaración de "independencia política" del presidente Kirchner. Pero ellos están acostumbrados a la palabrería populista y esperan ver la política "concreta". "No están alarmados, pues se acuerdan que como gobernador de San-tacruz, rica en petróleo, Kirchner apoyó la privatización de la industria", comentó un periodista financiero. Washington coloca a Kirchner como "inclasificado" marcándole con asterisco, "esperando el 1er. grito del bebe por su mamadera".

LOS "IMPERDONABLES": CHÁVEZ Y CASTRO
Venezuela está en negativo en las clasificaciones de Washington, y "más o menos" en Wall Street. La discrepancia tiene que ver con la política heterodoxa de Chávez. Paga sus deudas a tiempo; es un leal proveedor de petróleo a EEUU (incluso en plena guerra imperialista); no ha nacionalizado ninguna propiedad estadounidense. Su equipo económico es aprobado en Wall Street, pese a haber limitando la salida de capital y ganancias a bancos estadounidenses. Aunque existe ambigüedad en Wall Street respecto a la conducta económica de Venezuela, en Washington está "jalada". Chávez ha adoptado una posición crítica sobre la guerra de EEUU contra el terrorismo, el Plan Colombia y el ALCA. La Venezuela de Chávez tiene amistosas relaciones con Cuba. En opinión de Rumsfeld: Venezuela necesita "cambio de régimen".
Cuba está "obviamente" con cero. Bush ha etiquetado a Cuba como "objetivo militar", parte del "Eje del Mal" a invadir, pero "lamentablemente" Cuba tiene las FFAA mejor entrenadas del 3er. Mundo, un sistema de seguridad magnífico y el apoyo popular de millones de personas. Cuba es el enemigo Nº 1 porque es una alternativa para las colonias neo-liberales de la región. Cuba es una fuerza importante en la ONU, expresando su solidaridad con los movimientos antiglobaliza-ción y oponiéndose a los diseños imperiales en Asia, Oriente Medio y sobre todo en América Latina. Mientras Washington da a Cuba la clasificación más baja posible, Wall Street no siempre está de acuerdo, ellos también invierten ahí... Y además, todo Patio Trasero requiere algo de luz.