Cascos azules remplazados por enfermeras
QEPD: RÉQUIEM PARA LAS NACIONES UNIDAS

Andrés Solís Rada - Bolivia-

A las 2.30 AM del jueves 20 MAR 2003, instante en que un portaviones de EEUU disparó los primeros misiles contra Irak, fue aniquilada la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Y el buen Kofi Anan, fue degradado al rango de "Enfermero Mayor" de una burda imitación de Cruz Roja Internacional.

SE SUPONÍA…
Su nacimiento tuvo lugar en San Francisco, EEUU, el 26 JUN 1945. Su existencia se prolongó por 57 años, 8 meses y 24 días.
Aquel ya lejano 26 de junio, jubilosos representantes de 50 países suscribieron la Carta de Fundación de la ONU a la que dotaron de "avanzados ideales, anhelos y esperanzas de la humanidad". Había llegado el momento, según los delegados, de terminar con los holocaustos bélicos y "abrir horizontes de paz, justicia y felicidad al género humano". En una mezcla de profundidad reflexiva y sentido común, "se reconocía la igualdad jurídica de los Estados", el respeto a las soberanías nacionales, a la autodeterminación de los pueblos y al principio de no intervención de un Estado en los asuntos internos de otro. Así se fortalecían los cimientos de la diplomacia mundial. Se suponía.

ALIANZA CON LOS MARCIANOS
El equilibrio bélico entre EEUU y la URSS garantizaba esas aspiraciones. Ambas superpotencias se arrogaron, de entrada, el derecho a veto dentro del denominado Consejo Seguridad, prerrogativa que se hizo extensiva a Francia, Inglaterra y China, por haber contribuido a la derrota de Alemania, Italia y Japón, en la recientemente (entonces) finalizada 2da. Guerra Mundial.
Ese Consejo fue ampliado progresivamente hasta llegar a los 15 miembros actuales (5 permanentes "y con derecho a veto, voto y voz" y "10 no permanentes con derecho a voto y voz).
Al desintegrarse la URSS, en 1991, desde entonces la ONU se convirtió en "incómodo chaleco de fuerza" para EEUU, que al gozar del unipolarismo militar no veía el por qué no disfrutar también del unipolarismo económico y político, imponiendo una dictadura planetaria, del tipo de la Roma de los calígulas en vez que la de Roma de los augustos.
Ahora habría que esperar a una flota marciana para aliarse con ella en contra del Nerón de la Casa Blanca.

OEA, TIAR, ALCA… ONU: SECRETARÍAS DEL DPTO. DE ESTADO NORTEAMERICANO
En los 12 años trascurridos desde la debacle del Oso Ruso, el Complejo Industrial Militar Norteamericano (poder real en la Casa Blanca) socavó día a día la autoridad del Consejo de Seguridad de la ONU, cuya autorización no fue requerida para que EEUU invadiera Granada y Panamá o para desembarcar tropas en Kosovo.
A fines del 2002, la cúpula del Imperium consideró oportuno difundir la Nueva Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU, basada en el "no acatamiento" a las resoluciones de la ONU, en su supuesto "derecho a desatar guerras preventivas" y en su rechazo a los fallos del Tribunal Penal Internacional. Se configuró, en consecuencia, un Nuevo Orden Mundial, con un Estado Sátrapa decidido a imponer su voluntad a los demás Estados Siervos. Sin olvidar que "lo importante no sólo es tener el poder sino ejercerlo", la locomotora nuclear estadounidense, que arrastra vagones cargados de oportunismo e indignidad, como Inglaterra y España, decidió aplastar a Irak, a tiempo de dejar claramente establecido que la ONU es tan inútil como tan ridícula lo fue la OEA durante la agresión inglesa a las Malvinas.

EL MUNDO ESTÁ LLENO DE "RINCONES"
El Nuevo Orden Mundial transformará a la ONU en una entidad instrumental del Dpto. de Estado Norteamericano. Su derecho a veto servirá para negar el veto que poseían otras potencias y su capacidad de convencimiento se limitará a ejecutar amenazas de invasión "a cualquier oscura región del planeta", como dijo Bush, refiriéndose a Irak. Pero no estamos ante el "Fin de la Historia", como creía Fukuyama. Estamos ante un mundo movilizado que trata de convertir la protesta de los pueblos en la primera potencia del planeta, a la cual, por cierto, EEUU también pertenece.
De manera simultánea, los "sudacas" debemos estar más movilizados aún para contener la invasión norteamericana a Venezuela o a Colombia o quizás a algún "asqueroso rincón" de la amazonía cocalera del Perú o Bolivia… próximos objetivo del Nerón de Washington.

La historia continúa, pese a la CNN
ESTATUAS, BANDERAS Y SÍMBOLOS

Raúl Wiener

En las últimas semanas he visto quemar tantas banderas norteamericanas y británicas en tantos lugares del mundo y echar al fuego tantos muñecos representando a Bush, Blair y Aznar, que hacen irrelevante el número de estatuas que puñados de irakíes hambrientos y desesperados puedan ahora derribar para lograr el favor del invasor.
Sin embargo luego del bombardeo a la prensa independiente en el Hotel Palestina y la entrada de los soldados al centro de Bag-dad, las señales informativas van en una sola dirección "reconstruyendo la visión que debemos tener" vía CNN. Y a falta de un Saddam de verdad, bien vale echar varias veces su versión de bronce y fotografiarla repetidamente para que quede instalada en las conciencias, como un 2do. Muro de Berlín que rueda por los suelos.
Rumsfeld ha sacado conclusiones en forma inmediata: "Así caen todos los dictadores. Hussein, se ha venido abajo como antes pasó con Hitler, Lenin, Stalin y Ceasescu". Acabáramos. ¿Se refiere a personas o a estatuas? Porque, más allá del abuso de comparar Lenin con Hitler (hay más bien abundante opinión que afirma afinidades entre Bush con el jefe nazi), lo que no se puede discutir históricamente es que el jefe bolchevique no fue nunca derrocado sino que murió enfermo en su cama en los primeros años de la revolución, y que su sucesor murió en olor de multitud de viejo y enfermo.
A Hitler los derrotaron los rusos en la batalla de Berlín y a Ceaucescu lo trajo abajo una revuelta en el contexto del derrumbe de los regímenes del Este. Sobre Hussein sólo se sabe que resistió hasta el último la invasión a su país y luego la jauría que iba tras su huella no puede decir si está vivo o muerto.
¿Todos los dictadores caen de la misma forma? Ya sabemos que los halcones de Washington tienen cerebro de paloma y cultura de bomba bruta. Por ello todas sus declaraciones guerreras han estado adornadas de ignorancia supina.
Pero eso no les quita la soberbia. Ni la pretensión poética que tenía Nerón frente a la Roma incendiada. Bush y Blair aparecen de la mano en la TV irakí para decirles a los habitantes de ese país arrasado que "lo han hecho por su bien y que no permanecerán allí un día más de lo necesario". ¿De lo necesario para quién?
No saben por supuesto, los irakíes, que estos señores vienen conversando largas semanas el reparto de lo que quede de Irak y negociando con otros si les va a tocar alguna porción. A la impudicia le sigue la mentira y el cinismo.
Como dice el canciller sirio: "a estas alturas Irak ha desaparecido como sociedad organizada". Y los marines se limitan a presenciar el caos, porque según dicen "tienen otras cosas más importantes de que ocuparse". En el fondo festejan el desborde, el saqueo, la animalización del adversario, para así encontrar sustento a la "misión civilizadora" del hombre blanco.
Por 12 largos años esa gente sitiada, bloqueada para vender su propio petróleo y para adquirir armamento moderno "aunque de 2da.", desabastecida en lo más prioritario, bombardeada cada tanto, sobrevivió con dignidad y sin arrodillarse ante nadie. Ahora, después de la conmoción de los bombardeos, del implacable castigo de la artillería "de la 3ra. Ola" y del despliegue abrumador de soldados "casi espaciales", el vencedor provisional parece querer saborear su conquista humillando al descamisado que a las justas oponía una piedra, un AKM o uno que otro RPG.
Inventar un Irak "abrumadora-mente anti Saddam" es un recurso obvio y fácil para la TV. Como lo sería descubrir armas químicas en algún "misterioso lugar" en los siguientes días como "Flash de la CNN".
De los farsantes que hoy dirigen el mundo ¿qué más puede esperarse?