En el "terrorista" Azángaro de 1781…
HOLOCAUSTO DE PEDRO VILCAPAZA

Francisco Laura Zamata

Pedro Vilcapaza nació en JUN 1741 en Moro Orcco (Azángaro), siendo sus padres Cleto Vilcapaza y Juana Alarcón, descendiente de la nobleza inka. Realizó estudios en el Colegio "Ciencias" del Qosco, donde se conoció con José Gabriel Condorcanqui. Se dedicó al comercio de coca, entre Sandia y el altiplano del Kollao. En su recurrido presenció la injusticia que cometían los encomenderos europeos, en contra de los campesinos. Al tomar conciencia de toda esa agresión "legal y sacramentada" contra su pueblo, Vilcapaza comienza a aderezar en su mente el ideal de la insurrección. Y su esposa, Manuela Copacondori, le sería su fiel compañera en la paz como en la guerra… Hasta la muerte.

Después de la victoria de Sangarara, Vilcapaza se dirige a Azángaro, en cuyas punas inicia una prédica etnonacionalista que culmina con la organización de un Ejército Campesino de 10 mil combatientes.
Esta milicia campesina se ubicaría en los diferentes cerros, pampas y otras estancias de la Provincia de Aswan-Kharis ("los más hombres"), alertas a la aparición de las FFAA Coloniales. Sus comunicaciones fueron eminentemente nocturnas mediante fogatas y si era de día, mediante pututos y chaskis al estilo inkaico.

BATALLA DE CONDORCUYO
Al tomar conocimiento que los "indios azángaros" volvían a sublevarse en torno al "terrorista" Condorcanqui, el Jefe Militar de las FFAA Contrasub-versivas, el Mariscal del Valle parte del Cuzco al mando de 17 mil soldados en dirección a Puno "debiendo antes destruir la rebelión de indios de Vilcapaza". La espeluznante marcha deja tras de si tierra arrasada, chozas humeantes y cadáveres insepultos.
Del Valle hace su pre-sencia al pie de la fortaleza de Condorcuyo a orillas del río Khari Mayo, en donde 2 mil "aswan cariz", armados con lanzas, waracas y uno que otro mosquete, les oponen resistencia escalonada el 13 y 14 MAY 1781, tal co- mo lo narra, en su parte de batalla, el propio Del Valle:
"Mandaba el campo rebelde el indio Vilcapaza y su lugarteniente era el tal Tito Atauchi conocido como "terciopelo". Cuando se les intimó rendición, Vilcapaza respondió que "preferían morir antes que ser indultados, y que marcharían al Qosqo a liberar a su Inka".
Hallé la cima coronada de enemigos, con sus odiosas banderas, y el estruendo de conchas llamadas putu-tos y una gritería infame en la que se injuriaba al Rey. Había también en el llano otro considerable número de rebeldes que levantaban sus bastimentos hacia el cerro. Mis compañías de vanguardia, contraviniendo órdenes cargaron al galope, siendo rodeados por los indios y muertos la mayoría de dragones traídos de Lima, casi todos negros. Ante esta ofensa, decidí esperar el alba para atacarles como merecían.
Cuando conceptué que estaban todas las disposiciones tácticas que había proyectado, hice disparar la artillería contra el cerro, a cuya señal avanzó nuestra infantería resguardada por dragones pardos. Los indios enemigos hicieron una resistencia increíble favorecidos de parapetos de piedra que impedía el acceso de caballos y el paso de infantes. Al Coronel Manuel Campero que los atacó con una columna de 1,500 hombres, lo rechazaron 3 veces, con granizadas de piedras y pólvora. Los indios del criminal Azángaro sostenían porfiadamente un paso estrecho por donde era vital subir. Nuestras tropas acreditaron el mayor tesón, y los enemigos hicieron acciones de mayor valor, porque hubo indio que atravesado con una lanza, se la sacó del pecho y siguió con ella a su contrario, 5 ó 6 pasos hasta que cayó muerto; y otro a quien un fogonazo sacó el ojo, que siguió con tanto empeño al fusilero que lo había herido, que si otro soldado no lo remataba, hubiera dado fin a la vida de su primer victimario. Duró la resistencia hasta la tarde, en que con la perdida de 600 a 700 indios enemigos y cerca de 300 de los nuestros pudimos seguir nuestra marcha hacia la Villa de Puno. La mortandad de trai- dores fue tan grande, que por de 2 leguas no se encontraban sino cadáveres de éstos".

EL ETNONACIONALISMO JAMÁS MUERE
Luego de esa resistencia, Vilcapaza se dirigió a Sandia a fin de levantar nuevas tropas. En esa marcha el caudillo y su escolta caen prisioneros en Muñani por traición de los dominicos de Putina. Son entregados al Mariscal del Valle.
Días antes del holocausto, Vilcapaza fue interrogado y torturado en la iglesia de Azángaro, y hasta le ofrecieron "perdón" si mencionaba donde "mandó ocultar los tesoros que durante la guerra había logrado incautar", a lo cual Vilcapaza contestó "no quiero ser vasallo de tiranos y solo quiero la libertad o la muerte". Al cerciorarse de lo inútil de sus interrogatorios y torturas, los españoles dispusieron, el 8 ABR 1782, la ejecución en la plaza de Azángaro.
En el "tabladillo oficial" estaban el Mariscal del Valle, el Gral. del Piélago, los caciques "leales" y funcionarios civiles y eclesiásticos para presenciar el suplicio: En una parte de la plaza se ha enterrado vivos a 60 guerrilleros de Vilcapaza, hasta el cuello, para que sobre sus cabezas pasara la caballería hispana tantas veces hasta destrozar cerebros. Así se acercó la hora del caudillo, donde lo sacan de la iglesia totalmente masacrado… Pero no rendido: Con su mirada penetrante, por vez última ve a su pueblo humillado por los invasores, y consciente de la fuerza del mito, entrega su último aliento dirigiéndo- se en kechua a la multitud: "AZANGARINOS POR ESTE SOL QUE ALUMBRA, APRENDED A PELEAR Y A MORIR COMO YO" .
Al escuchar tal frase, los españoles ataron sus extremidades a la cincha de 4 caballos, para luego arrancar a 4 direcciones opuestas. A fracasar sus intenciones el Comando Contrasubversivo ordena el descuartizamiento mediante hachazos. Así acabó la vida del mártir, su cabeza en un poste de la plaza principal, una pierna fue izada en Macaya camino a Sandía, la otra en Kayrawiri camino a Lampa, un brazo en Qanqari camino a Puno y el otro en Vilquicunca camino a Asillo y el cuerpo arrojado a la hoguera convertido en ceniza y arrojado al viento… Que ahora los reservistas etnocaceristas han hallado.

5 de Abril de hace 123 años
DECLARATORIA DE GUERRA DE CHILE AL PERÚ

Mediante este documento Chile notificó al Perú y Bolivia que sus FFAA (comandadas en un 8% por oficialidad inglesa) emprendían campaña contra las FFAA de la Alianza Peruano-Boliviana.
La guerra tuvo 2 fases divididas en varias campañas:

1ra Fase de Guerra Convencional (ABR 1879 - ENE 1881), cuyas campañas fueron:
- Campaña Naval (Iquique - Angamos): Destrucción de la Marina de Guerra del Perú.
- Campaña de Tarapacá (Piragua - Germania- San Francisco -Tarapacá).
- Campaña de Tacna (Los Angeles - Alto de la Alianza - Arica).
- Campaña de Lima (San Juan - Miraflores).
Síntesis: Lima ocupada, las FFAA peruanas "occidentales y cristianas" y descendientes del escalafón militar impuesto por Pizarro en 1532 (y renovado en 1821) aniquiladas en un 99%, y la clase política criolla clamando clemencia y humillándose, como ahora ante Chile.

2da. fase de Guerra No Convencional (MAR 1881 - DIC 1886), Cuyas campañas fueron:
- Campaña del Centro (1ra): Sangrar - Sierra Lumi - Pucará (1er combate) - Acuchimay (contra el traidor Gral. EP Panizo)
- Campaña del Centro (2da.): Pucará (2do. Combate) -Marcavalle - Concepción - La Oroya.
- Campaña del Norte: Tarmatambo - Huamachuco.
- Campaña del Centro (3ra.): Lima (asedio infructuoso para liberar Lima, ocupada por el EP chilenizado del traidor Gral. EP Iglesias)
- Campaña del Centro (4ta.): Huaripampa -Vitarte - Lima (en que es derrotado el EP chilenizado del traidor Gral. EP Iglesias).
Síntesis: El Ejercito Peruano (etno) Cacerista libera Lima.
Total Bajas Peruanas: 33,334 (Oficiales: 2,059 y 31,275 de tropa) de los cuales 76 murieron en Campos de Concentración en Chile, y 44 fusilados por el Ejército Cacerista por Alta Traición (iglesistas).
Total Bajas Chilenas: 25,986 (Oficiales: 1,488 y 24,498 de tropa).
Territorio "P" arrebatado por "CH" aún sin recuperar: 64,191 km2

COMENTARIO RESPECTO AL "OTRO" 5 ABR 1992:
Obviamente que los autores de aquel "autogolpe" tuvieron un descomunal desconocimiento de la Historia del Perú. En cualquier rebelión o acción como lo puede ser un Golpe de Estado, la fecha de ejecución debe tener especial consideración: 1) Que no coincida son alguna fecha infausta y, 2) Que en lo posible coincida con algún hecho glorioso.
Recuérdese que cuando se le preguntó a Fujimori "a cual personaje de la historia peruana admiraba" el nipón respondió "a ninguno", pues desconocía a todos, lo cual era excusable en un extranjero… pero no en su Jefe de Inteligencia o en el caso de su Gral. Victorioso. ¡Este fue y sigue siendo el tipo de gentuza que gobierna el país!.