Centralismo: urbes, costeñización, occidentalización y colonización
ESCOLLO TÉCNICO DEL DESARROLLO NACIONAL

Comando de Investigación

Si un OVNI se"estacionara" en cielo peruano, observara la "realidad peruana" y estudiara la "solución" para los "terrícolas" peruanos, definitivamente enfocaría el CENTRALISMO como 1er. problema técnico para lograr el desarrollo. Independientemente de izquierdas y derechas, cualquier gobierno que de veras pretenda desarrollar al Perú, o sea regenerarlo de Colonia a Nación, necesariamente tendrá que DESCENTRALIZAR. Sin eso el resto es "técnicamente" pura ilusión.
dientemente de izquierdas y derechas, cualquier gobierno que de veras pretenda desarrollar al Perú, o sea regenerarlo de Colonia a Nación, necesariamente tendrá que DESCENTRALIZAR. Sin eso el resto es "técnicamente" pura ilusiónV.

DESARROLLO DEL CAOS
Para empezar deberá afrontar el caos de una Lima Metropolitana, "La Horrible", que concentra en 1,200 km2 (0.08% de nuestro territorio de 1'285,815 km2) a 8.5 millones de personas, es decir el 35% de una población de 25 millones de personas.
Ello involucra el abandono de nuestras sierras y selvas con 9 y 3 hab/km2 respectivamente, versus una franja costera con 120 hab/km2 y una Lima Metropolitana con 8,610 hab/km2. de los cuales el 82% se hacina en asentamientos denominados "humanos".
La descentralización implica el cómo plantear la "reubicación" de una población que en 60 años, de ser en un 78% rural (1943) pasó a ser 78% urbana (2003), lo cual va unido a la dependencia alimentaria propia del colapso del agro. Asimismo arrastra un grave atentado ecológico en las campiñas costeñas a punto de desaparecer bajo el cemento urbano. El caso metropolitano de Lima es patético: ¡Tres valles colapsados "al hilo"! Tenemos a los deltas del Lurín, Rímac y Chillón arrasados por el cemento y con sus aguas contaminadas. Cero en agricultura y acuicultura. Y el descalabro avanza incontenible hacia el sur (Chilca y Mala) y tan sólo por el norte es "aguantado" por la mole de Pasamayo.

LOS MITIMAES DESCENTRALIZABAN…
No se puede hablar de descentralización (enmarcada en la regionalización) en tanto se carezca de Proyecto Nacional. Y no se puede hablar de Proyecto Nacional en tanto se carezca de Identidad Nacional.
…Y en el Tahuantinsuyo hubo identidad y proyecto. Los "suyos" regionalizaban y los mitimaes descentralizaban. Y tuvimos el desarrollo armónico de una sociedad en donde el agro producía, a punta de chakitaclla y músculo humano, más que ahora (con "ayuda", "inversión", "motorización", etc) y en donde las urbes no osaban tocar un solo "topo" de tierra agrícola, tanto en los oasis del arenal costeño (23 valles que descienden del Ande) como en las serranías andinas en donde se contrarrestaba la erosión pluvial con los sistemas de andenerías, hoy abandonados.
La descentralización, base técnica de la regionalización, no es cuestión meramente geográfica, sino que combina de-mografía, ecología y producción. Eso ex-plica el por qué el agro de Mayta Cápac (1525) producía más que el agro de Alejandro Toledo (2003).

REDUCCIONES
El criterio de fundación, ubicación y función de la capital virreynal (Lima-Callao) fue de ciudad portuaria "de extracción de toda riqueza saqueada" (razón por la que se desechó a la serrana Jauja), y asimismo -desde un criterio militar- como "ciudad de escape al Pacífico", tal como se comprobó durante el cerco de Lima (1535) por las tropas de Kizu Yupanqui (General de Manco Inka) cuyo campamento se plantó a las faldas del Apu actualmente denominado San Cristóbal.
Cuatro décadas después, debelada la resistencia Inka de Vilcabamba (1572), vendría el 1er. decreto centralista: Las Reducciones.
Mediante ese dispositivo el Virrey Toledo buscaba lograr "eficiencia en la recaudación de tributos" (para la SUNAT colonial), obtener "accesibilidad" militar (para la caballería hispana) y anular la "idolatría" indígena (para el clero católico). Y pues, se decretó que las aldeas incas edificadas en las alturas (para preservar la poca tierra cultivable) se concentraran en una "Reducción" o Aldea Estratégica "bautizada" con el apelativo "contrasub-versivo" de algún Santo Católico (San Pedro de Lahuaymarca, Santa Rosa de Huarmitá, San José de Kero, etc) sustituyendo así toda referencia al "infiel" Pachacámak.

REPÚBLICA UNITARIA, CENTRAL Y RACISTA
Con ese criterio colonial nace en 1821-24 la República Criolla "Unitaria y Central" abocada económicamente al saqueo del guano y minerales "hacia el exterior" y políticamente a la represión de una indiada que vía el mestizaje se tornaba cada vez más en "cholada". Estructurado de espaldas al Perú, el centralismo limeño (cabeza de playa del Imperialismo euroyanqui) sobreviviría a los embates federativos del Interior, ya sea del altiplano puneño con su "Estado Federal del Tahuantinsuyo" (1915) proclamado por el My. EP Rumi Maqui, o desde la selva con su "República Federal de Loreto" (1924) proclamada por el Cap. EP Cervantes que inclusive llegó a emitir su propio papel moneda.
La Republica Criolla, hasta antes de la expansión ferrocarrilera (tren Callao - Huancayo - Huancavelica y tren Arequipa - Puno - Cusco) y carretera (Panamericana longitudinal a la costa), optó por una "política colonizadora" que obsequiaba tierras selváticas a inmigrantes europeos para que "poblasen" el Pozuzo, Oxapampa y Huancabamba… pues se asumía que la desgracia del Perú era su gente: Un "Problema del Indio" que ahora se moderniza como "Problema del Cholo". Claro está que, en su praxis racista, el Estado Criollo trataría distintamente a los inmigrantes chinos "coolíes", importados en las bodegas de los barcos provenientes de Cantón para esclavizarlos en las haciendas costeñas del sector privado. Ni hablar de los negros "importados" desde 1532 y tratados a punta de látigo, cadena y candado.

EL CHOLO DE CORRAL SE VENDIÓ POR MEDIO KILO DE ARROZ AL RITMO DEL "CHINO"
En 1974 el Consejo de Seguridad del Dpto. de Estado Norteamericano emitió, bajo supervisión de Kissinger, el Memorandum Nº 200: "Repercusiones del Crecimiento Demográfico Mundial para la Seguridad e Intereses de los EEUU". En ella se estableció que el aumento de la población "de color" del Mundo Subdesarrollado, "si no se ordenaba" dificultaría el acceso de EEUU a las materias primas.
Entre las "preocupaciones" de Kissinger estaba la "reacción" de los nativos nacionalistas contra las medidas restrictivas del "memo", tales como la reducción poblacional y la concentración urbana para que se despeje un "campo libre" para la inversión y se facilite el programa de "ayuda alimentaria", conexos a la quiebra del agro nativo y privatización (o sea "extranjerización") de sus recursos.
Claro que el proceso de concentración demográfica en las urbes, particularmente Lima, se inicia desde 1950 con la industrialización agraria de la costa norte, el auge de la pesca industrial (anchoveta) y la inviabilidad del latifundio en una sierra feudal… Pero cabe precisar que para entonces el Perú aún se autoabastecía de alimentos. Ahora no. Ahora somos dependientes en un 76% de alimentos provenientes del extranjero. Efectivamente, si los gringos no alimentan al ganado humanoide del corral urbano (ONGs, "comederos populares", Vaso de Leche, PRONAA, CARITAS, etc), podría darse una estampida de desempleados envilecidos y casi lumpen vía barras bravas y pandilleros.
La máxima de Napoleón: "Prefiero enfrentar a un ejército de 100,000 soldados que a una masa de 100,000 hambrientos", se torna, así, en advertencia.
Entonces entra a tallar la planificación, los programas alimenticios y la "seguridad ciudadana", para dosificar el racionamiento y preservar, de la mano con la PNP y la TV, el orden y estabilidad… vitales "para la inversión extranjera en un clima de democracia (Made in USA)". Y claro, urge acallar el "subversivo" pensamiento nacionalista en la medida que concientiza al ganado derrotado para regenerarlo en pueblo luchador.

BRASIL: CASO YANOMAMI
Todo este proceso "recolonizador" de las tierras del Sur por las potencias del Norte, en las que se requiere dosificar las tasas de natalidad de los humanoides "de color"; concentrarlos en mega urbes-corral y envilecerlos mediante la demolición de la Educación Pública (a fin de arrasarles la identidad y borrarles toda memoria histórica)… Ha ingresado a una nueva etapa desde que Angloamérica se erigió como única superpotencia desde la caída de la URSS.
Efectivamente, en 1992 la Corona Británica funda el "Fondo Mundial para la Naturaleza" (WWA) como "coordinadora global" de todas o casi todas las ONG de tipo ambientalista que propugnan la preservación de espacios naturales "recónditos y puros" (y subdesarrollados) así como de ciertas especies animales y de etnias (obviamente humanas y "de color") en vías de extinción.
Y entonces podemos ver, como ejemplos fidedignos del nuevo despojo, el caso de la Reserva Yanomami en la Amazonía brasileña: -Quince mil "ciudadanos" brasileños de la etnia Yanomami, semi nómades, han sido "preservados" en una Reserva Ecológica de 80,000 km2 (tamaño de Portugal) bajo control de la WWA, y en donde el Estado Brasileño no tiene injerencia alguna. Huelga decir que la WWA tiene todo el apoyo del Banco Mundial y de una ONU en donde el bloque anglosajón (EEUU, Canadá e Inglaterra) conforma la mayoría del G-7. Hasta aquí, la intención de "preservación" de esa cultura resultaría loable, pero el hecho es que esa área "intangible" no lo es para las exploraciones y concesiones petroleras de la Mobil y Shell… que de vez en cuando destacan a algún científico que "congele" el semen de algún ejemplar macho yanomami, para el "Banco Genético" del Museo Real de Londres.

DIVIDE Y VENCERÁS: DEL "INDIOS CONTRA INDIOS" AL "CHOLOS CONTRA CHOLOS"
En ese contexto tenemos la reciente propuesta de la extranjera Eliane Karp ("presidenta" de la Comisión Nacional de Pueblos Andinos y Amazónicos) de que las regiones en "preservación" (200,000 km2) sean considerados "intangibles e INEXPLORABLES" para todo ente estatal, mas no para las ONGs vinculadas a la WWA, ni mucho menos para las multinacionales dedicadas a "explorar" el suelo y subsuelo en pos de minerales e hidrocarburos.
Ese enfoque contempla, por ejemplo, que a 26,000 ciudadanos peruanos boras les corresponda "en exclusividad" 31,000 km2 de territorio. O sea, con ese criterio, para el resto de compatriotas se requeriría una extensión equivalente a todo el continente americano… Pero no, la consideración especial es para algunos "ejemplares" seleccionados por el depravado "Dios Blanco" y no para el grueso poblacional cholo mestizo. ¡Perú, país multinacional y multicultural! Efectivamente, así se logra actualizar aquel slogan del "divide y vencerás" de Pizarro. Ayer fue el "indios contra indios" y hoy es el "cholos contra cholos". Y en ese afán, en el cual se pretende despoblar el Ande y la Amazonía para repoblarlos por una "dolarizada humanidad de calidad" occidental y euroyanqui, se consolida el marketeo de las "Naciones Originarias" alérgicas al mestizaje en general. Desde ese "enfoque indigenista a lo Discovery Chanel" el indio es considerado "apto" para la globalización "si y solo si" se empluma y hace juego para el flash extranjero, el paisaje y el museo de antropología… ¡"Mis indios originarios" son solo aquellos derrotados que aún se pintan y claman por un blanco (Tarzán, Indiana Jones o Eliane Karp) que los "preserve" al igual que al ornitorringo, el manatí o la pava aliblanca.

SOLO QUEDA EL ETNOCACERISMO
Esa perspectiva colonial y racista es alérgica al etnocacerismo. Y obviamente ese Nuevo Perú que insurge achoradamente, de "todas las sangres", con pinta chola y de eje etnocultural incaico, pues no tiene cupo: ¡El cholo a la barriada, al comedero popular o a la cárcel! Y para ello, le urge al Estado Criollo tenerlo "a la mano" en modernos campos de concentración ("asentamientos humanos"), en cumplimiento a los lineamientos del Dpto. de Estado Norteamericano, el cual se sigue rigiendo por la máxima de Monroe ("América para los norteamericanos") aplicada por vía de la política poblacional-desarrollista del argentino Sarmiento: "Gobernar es poblar" con hombres blancos, previamente al despoblamiento de hombrecillos cobrizos. …Ante esta nueva ofensiva extranjera, solo el etnonacionalismo a ultranza es la salvación. ¡Por una Patria Etnocacerista y Fundamentalistamente Tahuantinsuyana!