Habla el policía rebelde que derrotó al "impuestazo" del FMI
"BOLIVIA ARDERÁ NUEVAMENTE SI EL GOBIERNO SIGUE SOMETIÉNDOSE"

Miguel Pinto Parabá (Argenpress Info.)

En Bolivia, muchos han comenzado a ver al líder de los policías rebeldes como un émulo de Hugo Chávez. El mayor David Vargas, responsable del idilio entre la policía y el pueblo, después de los sucesos del 12 y 13 FEB, dice "tener el honor de haber derrotado al FMI". Ahora, la policía boliviana es considerada un "factor de poder", y advierten, los guardias amotinados (vistos como héroes por el pueblo), que el país volverá a arder si el gobierno y las transnacionales insisten en la venta de gas por puertos chilenos.

Antecedente inmediato: En ABR 2000, una humilde comisaría (8 guardias al mando de un sargento) de una barriada de La Paz se amotinó ante la orden de reprimir a manifestantes que clamaban por mejora de salarios, lo cual provocó que el Gobierno desactivara la declaración de "Estado de Emergencia".
Ahora: 3 años después, apoyados por un levantamiento popular (12 y 13 FEB 2003), derrotaron el "impuestazo". Este acto costó la vida a 10 policías, 4 militares y 9 civiles, además de 140 heridos. Ahora, los policías son considerados un "factor de poder" y se declararon en "pie de guerra" contra la posible exportación del gas boliviano por puerto chileno.
En el último motín policial hubo 3 tendencias: Una, la "radical", apuntalada por la 'tropa' policial que se opuso al impuesto al salario y exigió un incremento de sueldos del 40%; otra, la "mediadora", conformada por oficiales de mediana graduación, y la "orgánica" dirigida por la Asociación de Suboficiales y Clases de la Policía que exigía "un cambio de rumbo político".
Se impuso la 2da. corriente, la de los oficiales, que pusieron como "Comandante en Jefe" de los rebeldes al Mayor David Vargas, quien antes ya había apoyado públicamente el motín policial de ABR 2000.
Ahora la popularidad de Vargas, de 41 años de edad, creció. Algunos lo comparan incluso con el venezolano Chávez, el ecuatoriano Gutiérrez y el peruano Humala. Lo cierto es que tiene el apoyo de gran parte de su institución y el respaldo de amplios sectores populares.

LOS HECHOS
La Policía se sublevó el 11 FEB. El mayor Vargas relató que se hizo cargo del motín a pedido de sus camaradas. Los amotinados exigían una reunión con el Ministro de Gobierno, pero éste recién se presentó al día siguiente.
El ministro de Gobierno, Alberto Gasser, fue concreto en esa rápida reunión. Dijo que el Ejecutivo estaba dispuesto a dialogar, pero no bajo presión. Y que "el im-puestazo era innegociable". "Esta actitud de soberbia enfureció a mis camaradas, quienes decidieron continuar con su lucha" agrega el mayor.
Aclaró que ellos, desde ese momento, hicieron tratativas con varios personeros de gobierno para evitar el conflicto, pero nadie les atendió. Y la sangre llegó al río.
El tema se complicó cuando los estudiantes del Colegio Ayacucho marcharon en plena Plaza Murillo y, solidarizándose con "sus" policías, apedrearon Palacio de Gobierno a las 11:30 del 12 FEB. A la media hora, llegó el Regimiento Militar "Colorados de Bolivia' y rodeó Palacio. A las 3 pm, finalmente, se enfrentaron, con el saldo de bajas ya enumerado.

CAUSAS ESTRUCTURALES
Las causas del motín, según Vargas, son estructurales: "Los periodistas tienen que entender que los policías de base ganan, en promedio, 1 boliviano con 10 centavos por hora (N. de R: equivalente en Perú a un sueldo mensual de 250 soles). Imagínense la calidad de vida que tiene mi gente. Este es el detonante central que hizo estallar el levantamiento policial. Los bolivianos no somos los culpables del alto déficit fiscal que tiene el país. Los únicos culpables son los que nos gobiernan. Los ministros y los parlamentarios que reciben mafiosos sueldos de 'gastos reservados' son los que también se llevan gran parte del dinero del Estado. Otra cosa muy grave es que las empresas privatizadas no pagan impuestos y se están aprovechando de nuestras riquezas. Esto hay que parar. Bolivia para los bolivianos. Por eso, nosotros nos oponemos a la venta del gas a EEUU por puerto chileno".
El jefe de los policías rebeldes no tiene dudas que América Latina es un continente sometido. Afirmó que "Contamos con riquezas que ni los países europeos tienen. Sinceramente, no entiendo cómo aún somos un país considerado pobre. Obviamente la traición campea en el Gobierno. Esto debe cambiar, para que nuestros hijos tengan un lugar donde vivir humanamente".

INDUSTRIALIZAR LA COCA
Sobre el espinoso tema de la erradicación de la hoja de coca, el Mayor también tiene un discurso radical: "Como parte de una estrategia de desarrollo sostenible, se la debe industrializar, estoy con mis hermanos del Chapare".
Está convencido de la lucha contra el narcotráfico, sin embargo dijo que la que se está librando "es una lucha hipócrita" impulsada por políticos que estuvieron comprometidos con regímenes que "incentivaron la producción de cocaína".

"VENCÍMOS AL FMI"
En el pico de la popularidad, confiesa que desde el 13 FEB le "llovieron" propuestas para integrarse a partidos políticos. Aseguró, sin embargo, que por respeto a su institución no militará en ninguno.
Vargas se considera un "militante acérrimo de la democracia popular". Cree que, ante todo, la policía debe defenderla: "Si en este momento hubiera un Golpe de Estado, sin temor a equivocarme, la policía de forma monolítica se enfrentaría a los militares junto al pueblo boliviano para defender la democracia y desarrollarla en democracia popular".
Lamentó que el gobierno se haya dado, en estos últimos días, a la tarea de dividir a la fuerza policial. "No lo van a conseguir. Ahora vivimos un idilio con el pueblo. Somos parte de las organizaciones sociales del país. Y tenemos el honor internacional de haber derrotado al FMI. Ahora, no les tenemos miedo. ¡Si quieren lucha, lucha van a tener!".
Y para Vargas los motines policiales han confirmado una certeza: "¡Aún existe dignidad en el pueblo!".

"LA MUJER IRAKÍ TAMBIÉN PELEARÁ"

Le Monde - Francia-

Toda iraquí "apta para la guerra" ha recibido, al igual que los varones, arma y entrenamiento básico. Irak piensa resistir hasta la última gota de sangre. La nutrióloga Iftakhar Ahmed Al Samair, elegante y suavemente arrellanada en un sillón, afirma: "Que vengan, aquí los esperamos. Los vamos a enfrentar. Pero los queremos ver cara a cara. Que no descarguen sus cohetes desde el aire sin arriesgar nada. ¡Cobardes!". Se refiere, desde luego, a las tropas de EEUU y Gran Bretaña, que se aprestan desde las fronteras de Turquía y Kuwait a avanzar por el norte y el sur de este país.

ETERNAS, FUERTES
Además de pertenecer a la "Casa de la Sabiduría", centro de investigaciones científicas y estéticas más importante del país, la doctora Iftakhar es miembro de la Asamblea Nacional; es dirigente del Partido Socialista Arabe - Baas (en el Poder) y vicepresidenta de la poderosa Federación de Mujeres Irakís. Entiende de temas militares y, por supuesto, se le ha asignado un arma y el entrenamiento necesario: "Somos más de un millón las mujeres que se han integrado a comités de defensa de barrios, distritos y gobernaciones. Haremos de Bag-dad y de cada aldea un Stalingrado". También poseen entrenamiento para el manejo de heridos, sostener un mecanismo de correos bajo bombardeo y administrar "rancho de campaña" para la población combatiente.
A las mujeres de la Federación, el pueblo les ha bautizado como "al majideh", que significa "eternas, fuertes".

IGUALDAD DE GÉNEROS
En la ley partidista del Baas irakí, se consagra la equidad de género. En la Ley del Trabajo se consagra la igualdad laboral; en la de agricultura se asienta el derecho de la mujer a heredar y detentar propiedad de tierras; se garantiza el acceso a seguro social y educación gratuita, además de que existen leyes de familia que reglamentan el divorcio y las obligaciones de hombres y mujeres en el cuidado de los hijos.
Sin duda, afirma Iftakhar, entre los estados islámicos Irak es uno de los más progresistas en cuanto a los derechos de la mujer. A finales de los 70, la tasa de analfabetismo entre la población femenina era de casi 80%. Hoy es del 7%. De la población económicamente activa 40% son mujeres. Y en la Asamblea Nacional, de los 250 escaños de la Asamblea Nacional, 70 son de mujeres.

ESCUÁLIDAS PERO VENCEDORAS
En la sala de la Federación proliferan las fotografías de Hussein con su esposa... Pero no son esas las que destacan, sino una gran foto a color de gran formato en la que se percibe un abordaje de marines armados a un barco donde viajaban, exclusivamente, mujeres árabes pacifistas. Al pie de la escalerilla, enfrentando a grito pelado al comando estadounidense, se ve a Menal Younis, presidenta de la Federación.
Fue un episodio dramático vivido hace 12 años, a bordo del barco Ibn Khaldoun. A finales de 1990, cuando se preveía como inminente el 1er ataque de EEUU contra Irak, 136 mujeres árabes emprendieron un gesto de paz. A bordo de la nave, que bautizaron "barco de la paz", comenzaron un recorrido hacia el Mediterráneo con el objeto de llevar un mensaje de paz.
Partieron de Trípoli en ENE 1991. Pero ya internadas en aguas del Golfo, el barco fue rodeado por la US Navy. Desde helicópteros fueron lanzados los marines que intentaron tomar control del barco. Pero una cadena de mujeres enardecidas lo impidió. Las musulmanas cerraron todo acceso a las cabinas. Los militares tiraron al mar medicinas y alimentos. Pero nunca pudieron bajar de la parte alta del puente. La irakí Menal Younis lideró la resistencia. Es doctora en derecho internacional. En los años de la lucha clandestina del Baas contra el régimen real, Younis, entonces adolescente como el propio Hussein, fue clandestina. Hoy conforma la élite política: "La generación del sacrificio".
El 6 ENE 1991 ocurrió el abordaje del Ibn Kauldhun. Al día siguiente Bagdad empezó a ser bombardeado. Y a la mitad del golfo arábigo, entre tanto, 136 mujeres estaban al garete en un barco invadido por marines, quienes no permitieron que las mujeres echaran el ancla al mar pa-ra estabilizar la nave, ni comunicarse a tierra firme. Pero no las doblegaron. A los 42 días de navegar, en naufragio, llegaron, escuálidas pero vencedoras, a tierra firme.
Ahora, pese a la invasión que se avecina, la Federación prepara su gran congreso. Casi 2 millones de mujeres. La resolución es previsible: Cerrar filas frente a la invasión.