Etnonacionalismo ancestral: Desde Túpak Yupanqui hasta el IPEA
ANTÁRTIDA Y TERRITORIEDAD PERUANA

Ya los griegos habían llegado a la conclusión de la esfericidad de la Tierra y también desarrollaron la teoría de la existencia de la Antártida ("allende los mares, al sur, existe una gran masa de tierra llamada Atlántida" - Platón: "El Timeo"). Además del filósofo Platón, el geógrafo Aristarco de Samos (310-230 A.C.) imaginó la presencia de masas continentales en el sur del globo. Y en épocas tan "cercanas" como 1,513 encontramos la conocida cartografía del geógrafo turco Piri Reis ("Mapas de Piri Reis"), donde está dibujada la costa antártica y de allí en adelante, todo mapamundi que se haga profesionalmente, grafica el continente antártico también llamado "Polo Sur".

EL RITTI SUYO
En el Perú, existen evidencias históricas que, desde la ciudad del Cusco, por mandato de Pachakútec, su hijo Túpak Inca Yupanqui, en el s. XV organiza una expedición terrestre para explorar a lo largo de la Cordillera de los Andes y ubicar el término o el comienzo de RITTI SUYO "o región de las nieves eternas", y que llegó hasta más allá del río Maule. Vale referir que este río, en el actual Chile ("Chirik", vocablo kechua que quiere decir "frío"), nace en la vertiente Oeste de los Andes del extremo Sur colindantes con la Patagonia en su vertiente Este. No satisfecho, Túpak Yupanqui organiza posteriormente otra expedición a los mares del sur, desconociéndose hasta dónde llegaron. Existió pues conocimiento y voluntad por los asuntos antárticos por parte de nuestros padres inkas.

LOS PENDEJERETES
Desde el s. XVI, marinos de muchos países (ingleses, españoles, holandeses entre otros) recalan casual o intencionadamente en la Antártida pero recién el s. XVIII marca los primeros intentos de explorar y EXPLOTAR la Antártida que, como veremos, no cesa hasta nuestros días. Primero fue por la piel de lobos marinos y focas; luego como espacio estratégico de paso entre los océanos Atlántico y Pacífico (Estrecho de Magallanes, Paso de Drake y Canal de Beagle), y nuevamente se mira a ese continente por sus aguas colindantes riquísimas en Krill, crustáceo que según expertos puede tornarse en un alimento masivo para el futuro mediato.
En 1949, siete países acuerdan "repartirse la Antártica", asistidos simplemente en su derecho de "pendejada": Gran Bretaña, Noruega, Francia, Argentina, Australia, Chile y Nueva Zelanda. Si observamos con cuidado, 3 países "anglos" (cuando no, metidos en todas las cosas turbias), los 2 "vivos" de Sudamérica y vemos con extrañeza a Francia y con más extrañeza a Noruega. Sin embargo esta iniciativa se ve detenida 10 años después cuando se agregan a ellos Bélgica, EEUU, Japón, Sudáfrica y la URSS, y en 1959 acuerdan el Tratado Antártico, que entra en vigencia el 23 JUN 1961. Cabe destacar sin embargo que, los "7 pen-dejeretes" no pierden las esperanzas, y así el Art. IV dice a la letra: "1.- Ninguna disposición del Tratado se interpretará como UNA RENUNCIA, A SUS DERECHOS DE SOBERANÍA TERRITORIAL" y para asegurarse aún más, en el párrafo 2.- "no se harán nuevas reclamaciones de soberanía territorial".

REACCIÓN PERUANA
Claro que el Perú reacciona y crea la Comisión Nacional de Asuntos Antárticos (CONAAN) en Oct 87 y en el 89 instala la Estación Científica Peruana "Machu Picchu", lo cual nos permite ser "Parte Contratante del Tratado Antártico y miembro adherente del Comité Científico de Inves-tigaciones Antárticas (SCAR)". Y es en pro de esa labor científica que Alemania dona al Perú el "Humboldt" y que surge, también, un IMARPE que hasta hoy "no sabe nada" sobre temas tan trascendentales como la posición peruana respecto a la Convención del Mar que está muy ligada a la cuestión del Tratado Antártico para el caso particular del Perú.

EL ETNONACIONALISMO RESISTE
Lo real es que por vía de gobiernos ignorantes, corruptos y traidores (y aquí no se trata de Dictaduras o Dictablandas), aquella iniciativa (en un brevísimo momento de lucidez del Gobierno Aprista) de proyectar nuestra soberanía sobre la An-tártica, (más aún en función a nuestro interés en impedir una subordinarción geoestratégica ante Chile), se ha ido debilitando casi hasta el entreguismo… Pero felizmente, en estos momentos el afán de presencia efectiva peruana en la Antártida lo ha rescatado, contra viento y marea y en forma franciscana, el Instituto Peruano de Estudios Antárticos (IPEA) fundado y conducido por el Dr. Luis Alberto VILCHEZ LARA (autor de "Perú Antártico"). Además cabe destacar la excelente labor desarrollada por el Crl EP(r) Marcelino ALEGRIA AMAR, autor de la "Antártida y la Historia Antártica del Perú".
¿Perderá el Perú también esta oportunidad en ciencia, tecnología y economía? ¿Será que sólo los nacionalistas vemos lo importante para el futuro del Perú?

Bolivia en su laberinto histórico
OTRO PRESIDENTE A PUNTO DE SER COLGADO

De fuentes confidenciales del más alto nivel procedentes del Gobierno Boliviano, se tiene conocimiento que "Goñi" Sánchez de Lozada, ha decidido "HACER PÚBLICA YA" la salida del gas Boliviano por puerto chileno (Mejillones o Patillos). EEUU ya avaló a Chile, queda por tanto a los "virreyes" de Bolivia y Perú, acatar y dar cumplimiento a la "ordenanza" emitida. Además, ambos países con un potencial militar casi "nulo", están incapacitados para respaldar "por disuasión" a sus respectivas cancillerías, si en caso éstas se comportasen con patriotismo.

TOLEDO NO ES PROBLEMA
En el caso del Perú el problema fue soslayado, el Gobierno de Toledo "en la práctica" no le dio importancia. Obviamente le interesar depender energéticamente (en nuestras regiones del sur) del Gas Boliviano "de Chile", sin comprender que en la próxima década el gas será el sustituto del petróleo, adquiriendo importancia geopolítica y geoestratégica, herramientas que Chile desea manejar como parte de su destino continental. Para ese efecto tiene la aprobación de EEUU por ser su "gendarme del Cono Sur" y su control sobre el Estado Peruano mediante sus asesores "destacados" a Palacio de Pizarro.

¿CÓMO "COJUDEAR"?
El gran problema para "Goñi" es como "cojudear" a su gente para entregar la salida del gas por puerto Chileno. El único camino que le queda es "prometer" la salida soberana al mar, y para obviar este punto complicado Chile en forma muy condicional y con pleno acuerdo con el Gobierno Boliviano, en el protocolo que firmarán "solucionarían" esa situación con una cláusula que dejaría abierta la factibilidad de "iniciar conversaciones para tratar la salida al mar de Bolivia". Entiéndase "Iniciar" = "Cojudear". ¡Y a entrega firmada, promesa olvidada (oleada y sacramentada)!
La teoría publicitada por el Gobierno Boliviano "de no mezclar historia con negocio, ni héroes con dinero" no tuvo aceptación, ni siquiera a nivel de conversación.
El planteamiento de los líderes etnonacionalistas Evo Morales y Mallku Quispe, es bastante claro: "La memoria de los pueblos es su historia, la experiencia de 1879 es aleccionadora, y no podemos alquilar lo que es nuestro".
La posición clara y decidida del Ejército Boliviano y del Pueblo de a pie, que son los que dan su vida cuando los gobiernos criollos traicionan, sigue siendo: "Nada con Chile".
Ese es el panorama para el Gobierno Boliviano: Una casta criolla que quiere hacer negocios con Chile, por su complejo de inferioridad y natural servidumbre, comprenden perfectamente que la salida por puerto chileno, convierte a Bolivia en una provincia chilena.
No es un secreto que la política portaliana (Diego Portales, Presidente de Chile 1833-1835) tiene su "destino nacional" en su proyección hacia el norte: Tacna, Moquegua y Arequipa y su acceso al Altiplano boliviano. No en vano en los cuarteles de Chile se saluda diariamente "Buenos días Arica, hasta mañana Arequipa".

VISA O CADALSO
Sánchez de Lozada conoce perfectamente que debe hacer un tratamiento muy fino y demagógico para evitar terminar como el coronel Gualberto Villarroel (colgado, aunque injustamente, en la Plaza Murillo en 1946). Hasta el momento todo su planteamiento no ha resultado convincente para el Pueblo Boliviano, y sus asesores de imagen no pueden solucionar nada.
Todo indica que Bolivia se encuentra en el camino de una fractura social: De una parte la clase criolla aspira a usufructuar los beneficios del gas desde el exterior, no les importa degenerar a su País en un Protectorado Extranjero ya que su sola "condición" es una chequera repleta y un asilo seguro, que si es en Santiago tanto mejor.
De otra parte el Pueblo, la policía y el Ejército, receptores de la bolivianidad, o sea aquellos que no tienen otro País y solo tienen a "su" Bolivia, recuerdan "su" historia y concluyen que el cobre de las minas de Chuquicamata (que le dio más dólares que el salitra a Chile en el siglo pasado), les fue despojado, además, del mar. Y no permitirán un despojo más.
En caso "Goñi" contra viento y marea permita la salida del gas boliviano por puerto chileno, el camino a la guerra civil es un hecho que no puede ser ajeno a las corrientes nacionalistas del Perú, por que en esa decisión está en juego nuestro destino de Nación Tanhuantinsuyana.