Una necesidad vital: Serémos implacables con los traidores
EL CONTRAATAQUE DEL (ETNO)NACIONALISMO

Extracto del discurso del My. Antauro Humala Tasso dado en el Instituto Nacional de Cultura (Juliaca), en FEB 2003.

Nos han hecho creer. O, nos han pretendido hacer creer durante 12 años o desde que cayó el Gral. Velasco, o sea durante casi un cuarto de siglo que el nacionalismo es malo. Si ustedes pronuncian la palabra nacionalismo en el Congreso de la República, los congresistas pensarán que les están mentando la madre, porque para ellos el nacionalismo es malo y el neoliberalismo es bueno. Todas las discusiones que tienen es de privatizar más o de privatizar menos, pero nadie dice: La privatización es mala. Todas las discusiones que tienen son sobre extranjerizar más o extranjerizar menos al Perú.

COLAPSO EN PATRIOTISMO
Entonces, si nosotros vemos la tragedia verídica de nuestra Nación, y me refiero a que todo nuestro patrimonio (que también le corresponde a nuestros hijos y a nuestros nietos y a los peruanos que no han nacido aún); que todo ese patrimonio se está regalando y rematando bajo aplausos de la prensa criolla, bajo aplausos de "nuestros" congresistas y de "nuestros" politi-queros criollos… entonces veremos que el nacionalismo es una necesidad vital. Si no somos nacionalistas nuestro país se muere. Así de simple.
Está demostrado históri- ca y cabalmente, que la clase criolla, que la clase que ha extranjerizado a nuestra Nación, no tiene patriotismo; ha colapsado en patriotismo, ha colapsado en nacionalismo y debe ser echada del Perú.

FORMAS DE ACCIÓN "A" Y "B"
Hace tiempo me entrevistó en canal 4 César Hildebrandt, y como Hiidebrandt es un tipo inteligente, un criollo inteligente, me preguntaba: Mayor, ¿cómo cree Ud. que puede solucionarse el problema de la defensa, el problema de las FFAA, el rearme de Chile, el desarme del Perú? ¿Qué hay que hacer con las FFAA, cómo podemos repotenciarlas en esta crisis? Mi respuesta fue: Mira César, para solucionar el problema de la Defensa Nacional hay 2 formas de acción: la forma de acción "A" y la forma de acción "B". La forma de acción "A" es de la que se habla en los periódicos: comprar fragatas Lupo, misiles, contratar instructores gringos que nos enseñen a manejarlos, y que se lleven la comisión también. Bueno, eso debe costar más o menos 4 mil millones de dólares, según calculan los expertos. La forma de acción "B" es más barata: 60 ó 50 soles, que es lo que cuestan 2 cacerinas, y con eso me elimino a media docena de generales y en 2 días tengo al Ejército operativo. Entonces Hildebrandt se asustó y mucha gente de la prensa de Lima también: "¡Que el Mayor Humala se quiere fusilar a los generales!". No necesariamente, pero tampoco estaría mal ¿No? Pero eso si, yo les digo: Acá y ahora, nuestro pueblo ya no toma nada en serio si no ve a un nuevo Gobierno que tome acciones drásticas. O sea, ya no se puede hacer política a pañuelazos.
Se nos puede acusar de muy drásticos, pero acá nuestro pueblo y nuestra historia piden paredones a discreción y con urgencia. Yo estoy seguro que un Gobierno Nacionalista que se fusile a todos los corruptos que están aún en las cárceles (y que ya van a "salir" pronto), acaba con la corrupción. Si se fusila a un par de alcaldes corruptos van a ver cómo comienza a haber obras públicas y nadie osa robar un céntimo. Entonces, a un pueblo desesperanzado como el nuestro, traicionado como el nuestro, burlado como el nuestro; solamente se le puede devolver la fe con acciones contundentes y eso, eso, no lo van a hacer los partidos políticos criollos; eso solamente lo puede hacer una acción política popular y necesariamente nacionalista y etnocacerista a ultranza.

NACIONALISMO Y PRIVATIZACIÓN
Y además les digo: Privatizar es igual, igualito a extranjerizar y estatizar es igual, igualito a nacionalizar. Así ha sido desde que Pizarro privatizó las tierras del Sol y del Inka. Ahora, privatizaron la Telefónica, se la llevó un español; privatizan una mina y se la lleva un gringo o un chileno, y a nosotros ¿qué? nos convierten en "cholos baratos". Y eso ha sido el meollo de la Política Económica de toda esta República de porquería. Entonces yo exclamo: ¡Darle privilegios a extranjeros por encima de los peruanos se llama traición! Y con los traidores hay que ser implacables…
Pero nadie discute eso en el Congreso, obviamente: Es el Cuartel General de la Traición. Ahí solo discuten cuánto "más" vamos a pagar del teléfono al extranjero, por ejemplo. Pero a nadie se le ocurre decir: "Carajo, no pago". Nadie se atreve. Ante el déficit de cojones las billeteras esperan. Y así pues ingresamos a un proceso de amaricona-miento político que debe acabar cuanto antes. Pero, para que ustedes, compatriotas, vean que no estamos solos, hay grupos y grupitos nacionalistas que están brotando como honguitos benignos e independientes… ¿Y saben porqué? Porque nuestro pueblo es un pueblo milenario al cual no se le puede borrar por decreto o por que "así lo manda la globalización".

NO ESTAMOS SOLOS
Y para que vean que tampoco estamos solos, en Bolivia nuestros compatriotas del Kollasuyo tienen a Felipe Quispe "Mallku" y a Evo Morales que impiden al Gobierno Criollo de Bolivia erradicar a nuestra sagrada hoja de coca, así como regalarle su gas a Chile. Y estos compatriotas son tan nacionalistas como nosotros, son tan incaicos como nosotros. Sólo nos separa una frontera absurda desde que algún Almagro de turno la trazó diciendo: "De acá a la derecha es Bolivia y de acá a la izquierda es Perú"; pero somos una misma Nación. Y estos compatriotas ya son parte del Poder formal y tranquilamente Evo Morales o Felipe Quispe pueden ser Presidentes de Bolivia y, también, vemos que en Ecuador nuestros hermanos de raza han colocado nada menos que a un Presidente, independientemente que éste los traicione o no. Independientemente a ello, a él lo han colocado los nacionalistas del Ecuador: La Confederación Nacional Indígena.

LA TRAICIÓN SE CASTIGA
Entonces ahora le toca al Perú, y acá hemos tenido un legado de Velasco que fue traicionado, y si ustedes analizan el caso Toledo que, obviamente, es un traidor de la patada, verán que los compatriotas votaron por este fulano porque en un momento vislumbró cierto nacionalismo; en un momento nos hizo creer "caramba, este tipo debe velar por el interés de las mayorías cholas", ¿no? Bueno, él abusó la confianza, y eso nos enseña que ser cholo no implica pensar como cholo, esa es la moraleja. Y si hacemos historia, veremos que cuando llega Pizarro acá, el primer traidor que hubo fue Felipillo y Felipillo era tan andino como Atahualpa y tan cholo como Pachacútec. 2da. Moraleja: Con los traidores hay que ser implacables.

MÉTODOS
Entonces este mensaje de fe nacionalista, este mensaje de fe etnocacerista, busca imponer por medios convencionales o por medios no convencionales un régimen nacionalista en el Perú. Ustedes me dirán: Mayor, ¿Qué quiere decir el Método Convencional y que quiere decir el Método No Convencional? Yo les respondo: El Método Convencional, para imponer el nacionalismo en nuestra patria, se rige por las reglas de juego puestas por el Estado Criollo: ¿Quieren que juguemos en su cancha? Les jugamos en su cancha. ¿Van a poner el árbitro? Pongan el árbitro. ¿Con su pelota? Ya, con su pelota ¿Van a poner las reglas? Pongan las reglas; aún así, les vamos a golear. Y el Método No Convencional se rige ya no en función a las leyes, sino en función a lo que es legítimo. Y por consiguiente se rige por la necesidad del pueblo, más aún si esa necesidad choca contra la Ley dictaminada por un Congreso Traidor, por un Presidente Traidor, por un Ministro Traidor, dictada por un Juez Corrupto e impuesta por un Vladigeneral tan traidor como corrupto… Y pues ese Método No Convencional necesariamente reeditará las gloriosas jornadas de la Marcha Etnocacerista con la captura de un General miserable, la toma de un enclave extranjero como la Southern Perú (Toquepala), siguiendo la línea del Arequipazo, del Tambograndazo y del actual Cocalazo en que nuestros compatriotas de los valles sagrados enarbolan el nacionalismo con gallardía admirable.

ETNOCACERISMO
En cuanto al etnocacerismo, éste es el etnonacionalismo que nace en los cuarteles del Perú, y tiene 2 rasgos: El del Tayta Cáceres, por su mensaje popular, digno y andino. Y el otro rasgo es el de la etnia, que muchos lo vinculan con la raza, lo cual tiene algo de cierto. La etnia es mezcla de raza y cultura, y ya que una Nación es una comunidad de personas que tienen varios vínculos en común: territorio común, idioma común, economía común, raza común… Entonces, ¿cuál es la etnia común en nuestro Perú de todas las sangres? La raza común y mayoritaria, obviamente es la que parió Mama Ocllo. Por consiguiente, cuando decimos etnocacerismo simplemente enarbolamos el derecho de la mayoría ancestral a ser dueña y dirigente de todo el Poder; eso quiere decir que las ridículas minorías miraflorinas limeñas blancas, de esos "peruanos de DNI y Pasaporte", que lamentan no haber nacido en Miami, deberán comportarse como minorías, si es que no se largan del país; eso quiere decir que un Gobierno (etno)Nacionalista necesariamente replanteará la cuota de poder cobrizo en nuestra Patria. Ejemplo: en ¿nuestra? Marina de Guerra no hay ningún Almirante de apellido Mamani o Quispe, ni siquiera un oficial negro. Nuestro grueso pobla-cional de raza cobriza muy difícilmente puede llegar a ser Oficial, porque le clavan 1.69 m. de talla mínima cuando el promedio de talla de nuestro pueblo en varones es 1.65m. y en mujeres es 1.59m.; es decir, el Estado Peruano traidoramente, racistamente le prohíbe al grueso de su juventud postular a la Escuela de Oficiales del Ejército de su Patria. Si Ud. ve el ejército chileno, por ejemplo, la talla mínima es de 1.60m. para ser cadete, y el promedio de talla mínima de los chilenos es de 1.66m.; es decir, cualquier hijo de vecino chileno puede postular a su Escuela Militar para ser oficial del Ejército de su Patria. Pero acá no. Acá, ¡que la "cholada" vaya a tropa! ¡a obedecer, jamás a mandar ¡Jamás oficial! porque por ahí se filtra uno, que además logra superar el descerebramiento, y nos sale un Velasco o un Ollanta; entonces el Estado Traidor Criollo lo prohíbe mediante el racismo, así de simple.
Y mejor no hablo de la Escuela de Diplomáticos, prohibida para gente de nuestro color y cultura. Una Diplomacia sinver-guenza que "a sola firma" ha entregado centenares de miles de kms2 a los países vecinos...
Y en todo este Teatro de Traición, nuestro pueblo es tratado como entenado en su propia Patria, y eso no lo aceptan los reservistas.

EL RESERVISTA
¿Quién es el reservista peruano? Es el típico joven adolescente, cholo representativo de nuestra Patria que sirve en "su" Ejército tan sólo como tropa, porque le impiden ser oficial. Y luego de 2 años en que lo matan de hambre y lo maltratan, el Estado Criollo le da una patada y lo bota diciéndole: "Muy bien cholo, ahora, arréglatelas en la calle". E ingresa a un ejército mucho más duro que es el Ejército de los Desempleados, de los "excedentes". El reservista representa a la juventud peruana castigada por un Gobierno Traidor y Extranjerizado. Es el joven peruano sufrido, mal comido y desnutrido, traicionado .por sus gobernantes e insultado en su tierra por los extranjeros que le dicen: "¿sabes qué cholo? échate a la droga, échate al trago, échate a la delincuencia, y si eres mujer: prostitúyete. Pero el reservista, carajo, resiste.
Y por eso digo: ¡Qué viva la juventud aún no devorada por el vicio, aún no consumida por la desesperanza, esa es la juventud peruana que mantiene la dignidad y que se niega a rendirse, esa es la juventud peruana que se niega a entregar su patria a los extranjeros!