La sombra de 1879, con traidores incluidos
…EL GAS O LA GUERRA

Antauro Humala Tasso

La opinión pública de Bolivia y Perú, respecto a la "cuestión del gas natural", asume que el problema se centra en el "puerto chileno o peruano a elegir para su exportación a EEUU". Nada más falso, pero precisamente ese es el engaño planeado por el Gobierno Chileno en complicidad con Empresas Multinacionales y -lo grave e indignante- con el aval del actual Gobierno Traidor Peruano.
Lo cierto es que para Chile, el gas "de origen boliviano" le es a corto plazo vital. Efectivamente, las exigencias del desarrollo industrial principalmente minero del norte chileno, no logran ser cubiertas por el gas que importan de Argentina como del que producen sus escasos, pobres y lejanos yacimientos del extremo Sur. Esta situación crítica a corto plazo, preludia, en caso "no resolverse el problema energético", que la disuasión o invasión armada podría ser determinante.


"ÚNICAMENTE A CHILE"
El Proyecto de Exportación de Gas Natural Boliviano a Chile se origina en 1991, cuando el Gobierno Chileno presenta a su similar boliviano el anteproyecto OLEODUCTO VILLAMONTES - TOCOPILLA - ANTOFAGASTA, para el abas-tecimiento de gas al norte chile-no por un período de 40 años.
Al año siguiente (1992), el Anteproyecto convertido en Proyecto consideraría que la venta del gas era "únicamente al mercado chileno", en virtud que el objetivo principal era "Proveer de combustible lim-pio, barato y permanente al Norte de Chile y a sus empre-sas mineras, además de la distribución domiciliaria". Asi-mismo consideraba la cons-trucción de una Planta Termo-eléctrica generadora de 500 MW en la localidad de Toco-pilla, así como una Planta de Extracción de Derivados del Gas y otra Planta Desa-linizadora de Agua de Mar.

BOLIVIA: FFAA DIGNAS
Es en ese marco que, pese a no tener relaciones diplomáticas, Chile y Bolivia firman en ABR 1993 un Acuerdo de Com-plementación Económica, en el cual "ambos Estados realizarán acciones orientadas a pro-mover estudios y proyectos de complementación energética". Pero lo gravísimo sería el Art. 16: "Chile y Bolivia procurarán que se concreten entendimientos para la compra y venta del gas de origen boliviano, cuando se presenten condiciones de disponibilidad de reservas bolivianas".
Y siguió avanzando, oculto al pueblo boliviano, esta Traición: En JUN 1994 Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos firma un Memorandum de Entendimiento para el emplazamiento de un gasoducto de 800 kms. hasta el puerto de Tocopilla.
Pero es en 1995, en que ya se consideraba "zanjado el asunto", cuando surge un grave y patriótico veto: Las FF AA bolivianas rechazaron de plano el proyecto, "EN TANTO NO IMPLIQUE EL ACCESO SOBERANO DE BOLIVIA AL OCÉANO PACÍFICO".

EL CUENTO DEL GAS PARA EEUU
Ante ese traspiés, es que el Gobierno Chileno con las Empresas Multinacionales "afectadas" y los traidores del Gobierno Boliviano, deciden "cambiar la estrategia": Simu-larían que el Proyecto de Ex-portación del Gas, ya no sería exclusivo para el Norte Chi-leno sino para la Costa Oeste de los EEUU de NA, y que en todo caso el territorio chileno solo sería "de paso", por lo que el problema se ceñía a "escoger el puerto de embarque".
Es en ese ficti-cio marco que surgiría la propuesta peruana del Puerto de Ilo.
También, es entonces que los mafiosos vuelven a la carga y, en 1997, el Gobierno Boliviano promul-ga la Ley de Hidro-carburos que es-tablece como "ne-cesidad nacional, la construcción de un gasoduc-to hacia Chile".
Pero, ¿Y que hay con EEUU? Pues los gringos no necesitan gas boliviano, ya que sus reservas probadas le son 27 veces superiores, aparte de tener mas disponibles y baratos, en todo caso, los yacimientos asiáticos.

LA SOMBRA DEL 79
En cambio Chile sí necesita, y urgente, el gas del Chaco boli-viano. Considérese que en DIC 2002 Chile importó de Argentina el 84% del gas que consume, y que desde 1992 su consumo tiende a triplicarse cada 5 años. Asimismo la producción propia chilena apenas abastece el 14% de su demanda, y sus reservas probadas no durarán mas de 2 años. Eso quiere decir que el 2005, en que la producción argen-tina cesará de exportar (para cubrir su demanda propia), la industria minera chilena principal-mente cuprífera colapsará, y con ello CODELCO y el Canon de sus FFAA, a menos que…
Esa es la razón de fondo, del porqué los planes TRIDENTE, ALCÁZAR y AZUL para la Ar-mada, Ejército y Aviación chile-nas, tienen como zenit el 2005, en que "EL REPOTENCIAMIEN-TO DE LAS FFAA CHILENAS DEBERÁ LOGRAR EL MÁXIMO DE CAPACIDAD DISUASIVA, ENMARCADA EN LOS OBJE-TIVOS DE DESARROLLO DE LA NACIÓN CHILENA".
En otras palabras, al igual que con el salitre de hace 124 años: "Me lo das o te lo quito".
Esto hace entrever lo peli-grosísimo de la actual Política de Defensa Nacional Peruana, carente de visión y patriotismo. Y a la vez, exige a sus actuales mandos un coraje y responsabi-lidad que simplemente debe aferrarse al juramento de fideli-dad a la Nación, por encima de la subordinación a un estúpido, sobornado o traidor Poder Constitucional del Gobierno de Turno, llámese Fujimori, Toledo o Perico de los Palotes.


Instituto del Mar del Perú (IMARPE) "no sabe, no opina"
¿QUÉ DICE ACERCA DE LA CONVENCIÓN DEL MAR?

Reservista Luis Cisneros

La Convención sobre Derecho del Mar fue firmada en Jamaica, el 10 DIC 1982. Com-prende 320 artículos y 9 anexos, que tratan todos aspectos del espacio oceánico: Delimitación, control ambiental, investigación científico-marina, actividades económicas y comerciales, transferencia de tecnología y manejo de disputas sobre materias oceánicas.
Pero, ¿qué hay detrás de toda esta fraseología aparente-mente "neutra" e inofensiva? El IMARPE, a través de lo que de-nomina pomposamente como "Alta Dirección", ni por curiosidad se ha enterado de lo lesivo que resultaría ratificar esta Conven-ción. No se manifiesta, pese a ser el Instituto Rector al res-pecto. ¿Traición? ¿Soborno? ¿Incompetencia? No existe otra posibilidad.

8 PUNTOS INACEPTABLES
Transcribimos las palabras del Dr. Ruíz Eldredge, acerca de lo que significaría en la prác-tica ratificar esta Convención:
1. El Perú reduciría su anchura de Mar Territorial de 200 millas a 12 y en éstas, su soberanía tampoco sería absoluta, pues tendría que ejercerla con arreglo a la Convención y otras normas de derecho internacional.
2. El Perú convertiría las 188 mi-llas de su mutilado dominio marí-timo en un condominio marítimo multinacional, maliciosamente llamando "Zona Económica Ex-clusiva" (en verdad "inclusiva"), sujeta a un régimen en el cual las disposiciones de la Conven-ción regirían nuestros derechos y obligaciones como Estado ribereño.
3. El Perú vería gravemente ame-nazada su Seguridad Nacional no solo en caso de ataque por mar o aire, sino por espionaje o merodeo de origen anfibio.
4. El Perú mutilaría igualmente el espacio aéreo que cubre su dominio marítimo de 200 millas.
5. El Perú no podría proponer en-miendas, porque para su admi-sión a debate se exige que la mi-tad de los Estados partes res-pondan favorablemente a la solicitud modificatoria, bastando que un solo Estado se oponga para que el pedido de enmienda sea rechazado.
6. El Perú sufriría una grave disminución de la soberanía nacional, como son las servi-dumbres, en este caso, de Libre Tránsito: Derecho de acceso al mar y desde el mar.
7. Más grave aún resulta el dere-cho que adquiriría Bolivia (y detrás de ella el imperialismo y capitales chilenos camuflados) para "participar sobre una base equitativa, en la explotación de una parte apropiada del exce-dente de recursos ricos de las Zona Económica Exclusiva de los estados ribereños" (art. 69).
8. Toda la Convención lleva a total clarividencia jurídica de que la llamada Zona Económica Exclu-siva con un área de 792,800 km2, se convierte "criolla-mente" en Zona Antieconó-mica Inclusiva de toda flota extranjera, o sea, en la práctica, a favor "exclusivo" de países y/o empresas multinacionales de gran potencial económico-marítimo-industrial.

¿TRAICIÓN INSTITUCIONAL?
Esta Convención tergiversa la terminología jurídico-económica como treta. Hay pues, grave y delincuencial impropiedad semántica o semiológica en el léxico del Tratado: Lo económico es antieconómico, lo jurídico es antijurídico y la exclusividad -en el caso de la soberanía- deviene compartida o "inclusiva". Y ese atentado contra la Soberanía de los Estados Nacionales Subde-sarrollados es el que se pretende legalizar vía la criollada de las potencias desarrolladas, la traición de las cúpulas gober-nantes subdesarrolladas y la desinformación del respectivo "e ignorante" pueblo.
Desde esta tribuna libre y nacionalista, emplazamos a los investigadores patriotas de IMARPE a hacer público su rechazo a la ratificación de la llamada Convención del Mar. Y denunciamos el silencio cómplice de los directivos del IMARPE ante la inminente Traición a la Patria: Pdte. de Directorio, Contralmirante Hugo Arévalo (firmante del Acta de Sujeción Montesinista).
Director Administrativo, economista Godofredo Cañote (vinculado a la corrupción desde la época aprista y durante el fujimontesinismo).
Director Científico, biólogo Renato Guevara Carrasco (ex-PCP Unidad, a quien damos por ahora el beneficio de la duda, no obstante su silencio).