Evo Morales analiza el panorama indoamericano
BOLIVIA NECESITA COCA Y NO NECESITA ALCA

Oswaldo Calle Quiñónez / Bolpress.com (BP)

El parlamentario Evo Morales Ayma (EM), líder cocalero del Chapare y Jefe de la 2da. Fuerza política de Bolivia, y que disputó la 2da. Vuelta Presidencial, avizora en Andinoamérica una ola libertaria y antiimperialista, esta vez, bajo preminencia del "pueblo originario", kechua-aymara.

BP.- ¿Cómo evalúa el futuro de los movimientos sociales en América Latina?
EM.-
Estoy impresionado de la forma en la que van creciendo los movimientos sociales a nivel Sudamericano, ya sean en "conjunción electoral nativista" como el caso de Lucio Gutiérrez, en Ecuador, o mediante una vieja estructura de Partido de Izquierda como el caso de Lula en Brasil. Eso demuestra que las políticas impuestas desde EEUU, vía el BM y el FMI, no son solución para los problemas de las mayorías del Sur del Río Grande. La debacle Argentina habla sola. Los triunfos de Lula y Gutiérrez, por más que se desvíen en el "cómo", seguirán quedando como posición antiimperialista, siempre y cuando no traicionen en el "qué".

BP.- La presencia más directa de EEUU en la región es vía la lucha contra el narcotráfico; sin embargo, en 12 años la producción de coca ha crecido. ¿Qué muestra este fenómeno?
EM.-
El problema es dual: De legalidad y de legitimidad. Nece-sariamente la solución debe contemplar el "pase" del mercado ilegal de la cocaína pero también la falta de fuentes de trabajo. En el marco de legitimidad, la coca se ha convertido en símbolo de Resisten-cia Cultural. Aquí están en guerra 2 "verdes": La coca que representa la Cultura Andina que es de color verde, y el dólar americano que es de color verde y que re-presenta a la Cultura Occidental. Esa guerra la ganará Manco Cápac, por tanto la hoja de coca. La coca es una bandera de Unidad Nacional y dentro de ese marco es imposible que nos derroten. Conscientes de ello, ahora EEUU busca destruir este resurgir cultural, nacional y sobe-rano de los pueblos agredidos, con planes económicos como es el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) que para mí, en vez de ALCA debería llamarse ALGA: Área de Libre Ganancia para las Transnacionales. En resumen, se trata de un Acuerdo para "modernizar" la colonización de Centro y Sudamérica.

BP.- ¿Qué expectativas le causa Lucio Gutiérrez?
EM.-
Cuando apareció, les pregunté a los hermanos ecuatorianos porqué no habían ido con un compañero kechua, pero respondieron que para "unir más" habían llevado a un militar que puede compartir las luchas sociales. Además es mestizo "aindiado", dijeron. En las jorna-das de ENE 2000, ese militar tenía 2 caminos: Masacrar a su pueblo o plegarse a éste, optó por su pueblo y se ganó su apo-yo. Ahora es presidente y espe-ramos que no abandone los pensamientos de los pueblos indígenas en El Ecuador. Otro Judas y el pueblo ecuatoriano se lo baja de inmediato. Sería el "3er presidente tumbado".

BP.- ¿Es posible pensar en una nueva América a partir de estos movimientos?
EM.-
Es posible construir, pero no a partir de partidos criollos, sino a partir de movimientos sociales nativistas y socialistas con los que los pueblos tengan derecho a decidir. Ya es hora que nosotros mismos nos goberne-mos, y eso se viabilizará en algunos países con una Asamblea Cons-tituyente Popular de la Nación Originaria.

BP.- Si se consolida el aumento de la deuda externa se com-prometería el futuro de los bolivianos. ¿Cuáles serían las alternativas para el país?
EM.-
Los pocos recursos que se tienen, tienen que invertirse en el sector productivo. La economía nacional jamás ha sido activada, mal se usa el término "reactivación". Los recursos que tenemos se tienen que usar en la activación de la economía fundamentalmente en el sector agropecuario y minero. Sobre esa base recuperamos los hidrocar-buros: En el sector agropecua-rio se debe básicamente cuidar "nuestro" mercado. No puedo creer que para el desayuno escolar se compre casi todos los insumos de Argentina. ¿Por qué no se compra plátano del Chapare, quinua o habas de Sorata, o charqui de Oruro? La importación es traición. Si cuidamos nuestro mercado y hacemos que nuestros pequeños productores tengan "nuestro" mercado seguro, no se va a necesitar asistencia crediticia ni asesoramiento técnico.

BP.- ¿Qué hacer entonces con la inversión extranjera?
EM.- No necesitamos inver-sión. Mire a los inversionistas: Al Lloyd, a Enfe, ¿Y qué? Ningún provecho para el boliviano común, cholo y despreciado, que es la mayo-ría de la Nación. Las trans-nacionales solo saquean. "Aguas del Tunari" por ejemplo, supuestamente habían invertido 1.5 millones de dólares, pero esa cantidad es con la tarifa del consumo de agua potable, o sea que nos cobran para invertir, y después nos re-cobran más. Eso se llama asalto con factura. Y así han hecho todas las transnacionales. Para llevar el gas a EEUU, esa exportación se la paga el mismo gas, y pues, ahí, necesitamos gerentes buenazos, pero principalmente nacionalistas excelentísimos.


Nuestros comandos deben secuestrar al Rey de España o ajusticiar al gerente de Telefónica
¿CUAL DEUDA? ¡SI NOS DEBEN!

Reservista José Pando

El nombre "Perú" fue conocido al mundo como la tierra del oro. Desde la invasión europea, el "vil metal" ha sido nuestra desgracia ("Oro y esclavos" según Bolívar). En el inicio de la extranjerización en Cajamarca de 1532, con ocasión del secuestro del Inka, los globa-lizadores recibieron para liberarlo ("Rescate"), tal como figura en las crónicas: 259,912 libras de oro. El doble de ese peso correspondió a la plata.
Esas 259,912 libras de oro, equivalen a 117.8 toneladas de oro, cada una de las cuales, actualmente tiene un valor de 25 millones de dólares. Haciendo números (117.8 x 25), resultan 2,945 millones de dólares.
Haciendo cálculos finan-cieros por 470 años a razón del tipo de "Interés Libor" de 6% anual (reconocido internacio-nalmente como Tasa de Interés aplicable a movimientos de capitales entre países), se alcanza sólo a "interés simple", la suma de 84,791 millones de dólares (nuestra deuda ex-terna asciende a US$ 27,000 millones) sin considerar el capital inicial ni su interés compuesto.
A eso hay que adicionar el valor de la plata (U$ 18,023 millones).
Gran Total: U$ 102,814 millones. O sea que a cada peruano nos correspondería 4,113 dólares.
El Estado Peruano pagó por un rescate y fue timado. El trato fue de mandatario a mandatario: El Inka Atahualpa y Pizarro repre-sentante del Rey de España, tatarabuelo del actual Juan Carlos de Borbón. La Corona española ni se puede negar pues, además cobró su "Quinto Real", y la Iglesia Católica de Valverde y Cipriani casi otro tanto.
En 300 años de dominio colo-nial, la producción de los yaci-mientos auríferos de las zonas de Pataz, Pasto Bueno, Potosí, Huancavelica, Carabaya y otros lugares, permitieron la bonanza Europea; mediante el genocidio contra nuestra raza. Al inicio de la conquista, el Tahuantinsuyo tenía 12 millones de habitantes. Des-pués de la Batalla de Ayacucho solamente quedaron desperdi-gados en Bolivia, Ecuador, Perú, el Nor Oeste argentino y Norte chileno; 3 millones. De acuerdo a una tasa de crecimiento pobla-cional "normal - baja" del 1.2% anual, debió corresponder -a 1824- un nivel de 90 millones de habitantes. No sólo se llevaron el oro, sino que casi exterminan nuestra etnia.
Hoy, los modernos "conquis-tadores" continúan su rapiña, den-tro de una parafernalia publicitaria de pretender convencernos que al explotar los yacimientos de oro de Yana-cocha (y "además" Tambo-grande), nos están "haciendo un favor": El día que se acabe el mineral, habrán robado nuestro futuro, y ya huidos a su tierra, esperarán volver a explotar otro "Perú" en el Asia o África, vía gobernantes "nativos" traidores.
En el presente caso, solamente en el 2002, obtu-vieron 66 Toneladas de oro, o sea 1,350 millones de dóla- res, de los cuales el Estado sólo recauda U$ 2.9 millones (0.21%). Considérese que normalmente las mineras declaran montos menores a lo producido. Se trata pues, de un asalto tan ruin como el de Cajamarca de 1532, solo que ahora está legalizado por un traidor Estado Criollo "de Derecho" para extranjeros y "de Quebrado" para nativos.
Es claro que la tarea etnonacionalista, liberadora y dignificante, es tirarse abajo a este Estado Traidor, y re-edificar el Legítimo Estado Etnona-cional. Estatizar es Nacionalizar: ¡re-nacionalizaremos todo lo privatizado, nosotros los etnocaceristas!


Julio Favre (CONFIEP) ama a Ramón Castilla (EP)
¿REIMPLANTAR LA ESCLAVITUD?

Reservista Sandro Jara Coa

¿Sabe Ud. cuánto le costaba la manutención de un esclavo afro-peruano del s. XIX a su amo empleador? La respuesta resulta de calcular el costo de alimentación, techo, vestimenta, etc, que el amo debía "invertir" en la familia esclava para que ésta tuviera un rendimiento de trabajo que produjera "renta".
Ese costo, por más misérrimo que fuera, lo asumía el amo. Y su equivalente monetario al Perú-2003, resulta superior a los 412 soles establecidos por el Estado como "sueldo mínimo vital" para el peruano privilegiado que tenga trabajo. Ojo, que el sueldo es para el trabajador individual, sin considerar la carga familiar, cosa que, mal que bien se contemplaba en el esclavismo, independientemente a que el amo fuera "maligno" como el que le tocó al algodonero del Missisipi "Tío Tom", o "benigno" como el que le tocó al fabulista griego Esopo.
Actualmente, mantener mensualmente a un trabaja-dor, en los rubros considera-dos para el esclavo, costaría en "modernas circunstancias mínimas", 507 soles:
-Alimentación (desayuno-almuerzo-cena): = S/. 300.00 incluyendo la del esclavo, la de su vástago y de su cónyuge confortantes de la "familia esclava". Claro que a veces, cuando "no salía a cuenta", se vendía al miembro "menos rentable" de la familia (ahora los "no rentables" tienen que vender droga, su propio cuerpo o escapar al extranjero).
-Vestimenta y calzado: S/. 40.00 (para cambiar ojotas y harapos cada 4 meses).
-Techo: S/. 70.00 (habitación incluyendo frazada y estera en el piso)
-Agua: S/. 16.00
-Traslado al lugar de empleo: S/. 60.00 (siempre y cuando se tome un solo carro).
-Energía (electricidad mínima): S/. 21.00
Y eso que no se incluye la salubridad, que por cierto, el amo "cristiano" la tenía, aunque sea mínimamente para con su negro esclavo.
Obviamente para la mayo-ría poblacional de cholos de-sempleados y subempleados en este "paraíso neoliberal", saldría a cuenta que se derogue la abolición de la esclavitud que proclamó un tal Castilla en 1856. Y de seguro que si los "sin chamba" exigiesen ¡Esclavitud, ya!, Julio Favre, Pdte. de la CONFIEP, protestaría contra tamaña inhumanidad, no por los hambrientos, sino por ellos, los "empresaurios" que gravarían sus ingresos.
Esta es la tan humana Republiqueta Criolla. ¿Qué les parece?