Ordenar el caos: Tarea etnonacionalista (vía un nuevo Pachacuti)
¿REGIONALIZACIÓN = DESINTEGRACIÓN?

Imasúmac Humala Tasso – Paris / Francia

La Regionalización que acaba de empezar éste ENE 2003 con la juramentación de 25 presidentes no responde a ningún Proyecto de De-sarrollo, sino al plan de degenerar al Perú de Nación Soberana a simple territorio bajo soberanía de EEUU, a través de su Secretaría del Tesoro, FMI y BM.“EL FIRME”
En ese Plan Globalista se asigna a Chile la administración del Protectorado. Y Chile ha designado a su agente Esteban Silva como “Prefecto de Hecho”. Los ministros, presidentes de gabinete y asesores cambian, son eventuales, solo el chileno es firme en Palacio. Él administra realmente el Perú, pues su títere Toledo es mero peón dedicado a viajes, inauguraciones e inspecciones a tiempo completo.

OLIGOCEFALIA
Si la regionalización obedeciese a un planeamiento nacional diseñado por patriotas, tendría cierta dosis de racionalidad. Habría tenido en cuenta hechos demográficos y económicos como, por ejemplo, que de los 27 millones de peruanos, 9 millones vivimos en Lima; es decir que poblacionalmente la cabeza, Lima, es un tercio del cuerpo demográfico; o que en lo económico, el 70% del PBI está en Lima; es decir, que el Perú padece de Oligocefalia. El mal del Perú es su cabeza: Lima y no las provincias. El remedio es obvio: Cirugía cerebral, vía una Nueva República que viabilice un Proyecto Nacional de Desarrollo, en vez que un Proyecto Colonial de Subdesarrollo como el actual.

EXTRANJEROS HASTA EN LA SOPA
Con un Presidente sometido al denominado “Consenso de Washington” no es posible Proyecto Nacional alguno, pues el presidente se ha auto desle-gitimado; en consecuencia es requisito sacarlos del Palacio: Al chileno y a su títere. Con esos 2 en Palacio, solo sabotajes puede esperar, el pueblo, por parte de un Gobierno regentado por pillos extranjeros: Chilenos como Silva y Parra, judíos como Karp, Pollack, Waisman, Lerner y Rodrich, o norteamericanos como PPK, Dañino y García Sayán. ¡Salvo el cholo sagrado, descerebrado en grado emérito, no hay más cholos en Palacio! ¡Hasta la seguridad es de mercenarios judíos!

¿LA ESPERANZA ES CHIABRA?
El flamante Cmdte. Gral. del Ejército, Roberto Chiabra, si es militar de honor tiene el deber de que el EP cumpla su suprema función de Institución Tutelar del Estado Nacional Peruano (Tutelar por el simple hecho de detentar las armas de la Nación). Si hay contradicción insalvable entre el interés personal del Presidente y el interés del Estado, el EP tiene que optar por el Estado: Nación antes que Gobierno, honor antes que bribonada. Pero quizás a Chiabra no le interesan estas cosas... Y sea un bribón.
En su misma función tutelar, el EP debe elaborar el Proyecto de Desarrollo Nacional y ofrecerlo a la ciudadanía. Este quincenario, órgano oficioso del movimiento de los reservistas etnocaceristas de las FFAA y de los peruanos que se afirman herederos del glorioso Incario, plantea medidas urgentes en la presente situación del País.
1. Restablecer la plena vigen- cia de la Constitución de 1979 y repudiar la delin-cuencial Constitución Vladifujimorista de 1993.
2. En base a la Constitución de 1979 revisar las privatizaciones, concesiones y privilegios otorgados con las delicuen-ciales leyes de Energía, Minería y Petróleo y similar de la Banca y Seguros. Sólo entonces, el Perú que en la producción metalífera mundial ocupa el 2º lugar en plata y 6º en oro, tendrá recursos suficientes propios para aliviar la extrema penuria del pueblo y financiar (y no implorar) su desarrollo.
3. Establecer el canon minero y petrolero, exclusivamente para el mantenimiento, renovación y mejoramiento del equipo de nuestras FFAA.
4. Que la Inte-ligencia Nacional decorosa-mente solventada asuma la rectoría estratégica de la Nación, y constituya una comisión que en breve plazo ela- bore el Proyecto de Descentralización y Regionalización del Perú.
5. Declarar en emergencia la agricultura e industria, y protegerlos de la competencia extranjera y del contrabando.

UN NUEVO PACHACUTI
En fin, la actual regio-nalización, improvisada, alocada y en condiciones de excepcional deterioro de la fun-cionalidad administrativa, por un lado, y por el otro la insolvencia del Estado y la virtual liquidación de los Institutos Armados, así como el marasmo de la virtud ciudadana y la declinación del sentimiento patrio... En esas condiciones el seguro fracaso de la regionalización es obvio.
Vemos ya, la nueva fauna “regional”: Presidentes que ya hablan de privatizar “lo que quede”: Puertos, carreteras y restos arqueológicos. Claro que ahora le han cambiado de nombre: “Concesionar”. Creen pues, que el capital extranjero crea el trabajo nativo. ¡Al revés tontitos!: El trabajo nativo (y mejor si es del “cholo barato”) crea el capital extranjero.
Por lo visto, se viene el reventón del caos, en un “cholos contra cholos” que rememo-rará al “indios contra indios” de antaño.
... Pero aún así, éste es un vano intento del globalismo. Vano intento, pues el Etno- nacionalismo en la civilidad y el Etnocacerismo en las milicias, no lo permitirán. El EP debe ser leal a su razón de ser y de existir. En lo que nos toca, los etnonacionalistas cumpliremos nuestro deber: Advertir a nuestro pueblo precisando las traiciones y a los traidores. Y la reacción es simple: Ordenar el caos. O sea un Nuevo Pachacuti.


Las transnacionales pretenden parcelar el Mar de Grau
TRAICIÓN EN EL HORIZONTE: CONVENCIÓN DEL MAR

Victor Mejía Franco

Un concertado operativo de desinformación ha hecho creer a la ciudadanía, vía medios de comunicación que quieren “quedar bien” con la opinión oficial, que es “conveniente para el Perú suscribir la Convención del Mar”, difundiendo argumentos que no resisten el menor análisis. Todas las refutaciones hechas han sido ignoradas por esos medios, como en los mejores tiempos de oscurantismo y corrupción de Fujimori y Montesinos. Lo grave es que la Convención del Mar, una vez suscrita, no admite “desvinculación posterior”. Quien entra ya no sale.

Si tuviéramos una democracia efectiva, tratándose de un asunto sustancial que afecta el territorio y la soberanía nacionales, el Congreso y la prensa escrita y televisada, mantendrían abiertos sus espacios para debatir hasta que la cuestión quede esclarecida en cualquier sentido. Sería muy fácil convocar foros abiertos al público en general, y en particular dirigidos a aquellas organizaciones que por su preparación profesional o su vocación social pudieran aportar luces.
El tema es sencillo, se trata de confrontar objetivamente la situación actual del país y su Constitución Política que establece las 200 Millas de Mar Territorial con todas las atribuciones de la territorialidad expresamente manifestada (Art.54), con las disposiciones de la llamada Convención del Mar, y precisar si estas últimas mejoran o lesionan los derechos del Perú internacional-mente acreditados y reconocidos.
Porque si posteriormente a la decisión soberana del Perú de extender su mar territorial hasta 200 millas (1947), se repliegan (¿interesadamente?) nuestros paráme-tros marítimos, convertiremos al Perú en un país diferente: Amputando en el 94% de su Mar Territorial Soberano (de 200 millas a 12 millas). Esta es la intención de las potencias hegemó-nicas para crearse “derechos” y poder intervenir y sacarle provecho al ¿”ex”? Mar de Grau, pretendiendo que nuestra ciudadanía se trague el anzuelo de la cacareada “globali-zación del mar”, para ceder graciosamente su patrimonio marino o la mayor parte de él.
Usan como argumento de fuerza (¿tienen otros?) que “la mayoría de países se han adherido a la Convención del Mar, mientras que el Perú se está quedando solo”. Preguntémonos pues, si algunos de los países signatarios de la Convención del Mar poseen riquezas marinas comparables con las peruanas. Porque si no tienen un gran patrimonio que defender, es muy fácil aceptar una “soberanía” de 12 millas.
Invitamos a cualquiera de aquellos pro-pulsores de la Convención del Mar que últimamente han expresado en periódicos y revistas su concepción del asunto, como los Vicealmirantes Brossuet y Palacios Dongo, los señores Pedraglio, Arias Quincot y Cavani, los embajadores Wag-ner y García Sayán, y algunos de los integrantes del Centro de Estudios Peruanos Internacionales (CEPEI, subvencionado por la Fundación Ford) a que planteen y sostengan con fundamentos técnicos, jurídicos y económicos, aunque sea una sola razón que compense ahora mismo y en el tiempo, la “sugerida renuncia” para siempre, al dominio, soberanía y jurisdicción de las 200 Millas del Mar de Grau, tal como pretende la Convención del Mar.
Como bien decía el Gral. José del Carmen Marín, “las ideas se exponen, no se imponen”. Porque, una imposición “constitucional” de esta magnitud no merecería menos que la drástica aplicación del Art. 325 del Código Penal, que prescribe la Traición a la Patria.


¿CON QUÉ AUTORIDAD MORAL EL GOBIERNO Y EL SISTEMA
JUDICIAL PUEDEN SEGUIR LA LUCHA ANTICORRUPCIÓN?

Manuel Lajo (Ex Congresista)

Toledo duda, y pierde autoridad moral para combatir a la mafia y se niega a desmontar este “andamiaje” porque también acabaría con su gobierno. Este no es mas que un tapón, ya muy devaluado, que pretende frenar la victoria del proyecto del genuino estado soberano del Perú. Pero el poder nacionalista, democrático y popular se construye y desarrolla aceleradamente en costa ,sierra y selva, desde las mayorías civiles y militares, jóvenes y mujeres, trabajadores, compatriotas desempleados y empresarios de toda escala, en el campo y la ciudad.

Montesinos y Fujimori no son demonios venidos del infierno: Son la expresión extrema de una sociedad, de una economía y de una cultura corrupta. Es esa gran maquinaria producto de la acumulación de abusos y perversiones sociales la que produjo, y seguirá produciendo mientras no se le desmonte, corrupción y traición.
Pero este “andamiaje” no ha sido erradicado y se encuentra solo a la defensiva táctica. Su derrota estratégica aún no está definida. La mafia fue puesta a la defensiva táctica después de feroz batalla iniciada en AGO 90 (Fujishock), al comprobarse que Fujimori expresaba el Poder Mafioso que engañaba al pueblo usando a ese “chinito” que resultó -como lo caracterizó entonces Aníbal Quijano- un “gran pendejo” (un japonés disfrazado de Presidente del Perú).
Desde que las fuerzas democráticas y nacionales, tras dura lucha durante toda la década habíamos logrado debilitar a la mafia y agruparnos en el Acuerdo de Gobernabilidad en NOV-99, la mafia entró en crisis y fuerzas pequeñas como la de Toledo se “convirtieron” a la lucha antidicta-torial en ENE 2000, financiadas por Soros (1 millón de dólares) y sabe Dios quien más. Sin embargo no hay que olvidar que Toledo se ofrecía como el que construiría el “2do. piso” del Fujimorato (y eso es lo que estuvo tratando de hacer con PPK-Olivera-Dañino desde JUL 2001 hasta que el Arequi-pazo los tumbó).
Tampoco hay que olvidar que Toledo pactó con Alex Kouri para meter a su hermano y a decenas de agentes de Montesinos al Congreso en las listas de Perú Posible. No hay que olvidar que los contactos entre Mede-lius (Montesinos) y Toledo antes de que desistiera de participar en la 2da. Vuelta (Abril-Mayo 2000), cuando Montesinos compraba toledistas y oliveristas “al pe-so”, aún no se han esclarecido. ¿Por qué no aparece y habla Medelius? ¿Quién responde por la fuga de Calmell del Solar? Misterio.

EN NOV 2002:
Antes de las elecciones regionales: Toledo, la fiscal de la Nación Nelly Calderón y el Ministerio de Justicia (manipulado por Olivera), perdieron la autoridad moral para conducir la lucha contra la mafia.
Según las evidencias aún no desmentidas en la investigación, Toledo manipuló con el Vocal Supremo Silva Vallejo a cambio de prebendas como el trabajo en Petroperú para su hija, o su apoyo para la Presidencia de la Corte Suprema, su no comparecencia a la prueba de ADN. Con más prebendas, logró que la Subcomisión Investigadora nombrada por el Congreso, archivara la investigación por 3 votos a 2, en la víspera de las Elecciones Regionales. Todo esto no se revierte con resultados favorables de encuestas, manipulados por el Poder a lo Fujimori.
Por otra parte, la Fiscal Nelly Calderón no ha esclarecido el nombramiento de su hijo como Agregado Legal en Zurich, ni su reunión para tomar café en casa de los vladigenerales y otras denuncias sobre su presunta pertenencia a la red de Fujimori.
A su vez, el Congreso se re-comporta como institución corrupta, malgastando el di-nero público en ingresos exagerados e ilegales como la “grati” de gastos operativos inventada por Montesinos para sobornar a los Congresistas, “negociando” investigaciones, absolviendo mafiosos y negándose a acusarlos por asociación ilícita a cabecillas como a Martha Chávez y otros. ¿Con que autoridad moral estas instituciones pueden seguir la lucha anticorrupción?
No hay duda. Sólo el pueblo organizado y los militantes honestos de todos los partidos tenemos que salir al combate contra las mafias viejas y nuevas. Esta es nuestra convocatoria patriótica. somos la mayoría . El Perú vencerá a la mafia y sus aliados en el Nuevo Gobierno Nacionalista.


Entrevista del Diario Liberación (L) a Antauro Humala Tasso (AHT)
EXILIO DE OLLANTA: EL ETNOCACERISMO ES INEXORABLE

Como “exilio” calificó el mayor EP Antauro Humala Tasso la reciente designación del Cmdte. Ollanta como adjunto del agregado militar de la embajada de Perú en Francia, toda vez que aseguró que el generalato ve con malos ojos su permanencia en las FFAA y sobre todo devolverle el mando de tropa, luego que el Gobierno de Paniagua amnistiara a los rebeldes etnocaceristas. También lanzó sus baterías contra los generales Jarama y Furnier, quienes criticaron la designación de su hermano corno adjunto del agregado militar en Francia, la que consideraron como un premio, reclamando castigo por haberse sublevado contra sus superiores.

L.- El Gobierno designó al Cmdte. Ollanta como adjunto del agregado militar de la embajada peruana en Francia. ¿Qué impresión le causó esta medida?
AHT.-
Hay que señalar que el Cmdte. Humala fue amnistiado, y dentro de la misma decisión el Presidente de entonces, Paniagua, ordenó que se le restituya en el mando de tropa. En tal sentido Ollanta hizo una gestión pidiendo su cambio al Fuerte Arica - Locumba.
Ahora, el cambio a Francia es un exilio, fruto de una incomodidad del Gobierno o del Alto Mando de las FFAA para evitar, a todo trance, cumplir con la ley de amnistía, que ordena darle mando de tropa a Ollanta. Con ello infringen la ley.

L.- ¿Por qué cree que no se quiere cumplir con la Ley de Amnistía y darle mando de tropa?
AHT.-
Porque sigue gobernando la misma línea que rigió a las FFAA en la época de Fujimori. Hay que tener presente que de los 80 generales que tiene el EP ahora, 76 firmaron el Acta de Sujeción, unos 30 fueron filma- dos recibiendo su grado de Montesinos y Villanueva Ruesta. Es decir que es un generalato digitado por Montesinos. De esos treinta, 15 fueron grabados recibiendo un sobre.
Obviamente para este Alto Mando, la acción que realizó el Cmdte. Ollanta es a todas luces contraria, por eso buscan darle de baja, pero no pueden... Generaría un malestar en los cuarteles que inducirían a reemprender, con más fuerza, la marcha etnocacerista. La historia está con nosotros.

L.- ¿Acaso esos generales le deben el grado a Montesinos?
AHT.-
Totalmente, yo afirmo categóri-camente que quienes fueron filmados allí le deben el grado.

L.- ¿A qué generales se refiere?
AHT.-
A todos aquellos que firmaron el Acta de Sujeción. Todos, a excepción de los generales de división Chiabra y Bustamante, así como los generales de brigada Gutiérrez y Bobbio. Los 3 primeros de baja en esos días, y el último fue el único, en actividad entonces, que no firmó.
Los generales firmantes cometieron delito, cualquier Código de Justicia Militar del mundo contempla una Corte de Honor.

L.- ¿Pero algunos oficiales pudieron firmar al sentirse presionados por la dictadura?
AHT.-
Yo puedo firmar cualquier cosa pero si me dicen “vas a firmar un apoyo al gobierno”, no puedo hacerlo porque soy soldado, y menos aún cuando era obvio que se trataba de una mafia. Si firmo, hago una denuncia o me opongo a estampar mi rúbrica, o por último me sublevo. Esa pusilanimidad lo contempla el Código de Justicia Militar como falta al decoro y a la dignidad. Ahora están llorando con el “mea culpa”. Lloran como mujeres lo que no supieron defender como hombres.

L.- ¿No hay sarcasmo en sus palabras?
AHT.-
En lo absoluto, simplemente sostengo lo que dicen los reglamentos. No invento nada. La falta es inadmisible. Y lógicamente, para este generalato el Cmdte. Humala es un peligro, y es así que lo están sacando del país. Pero su mensaje de fe es inexorable hasta la victoria final.

L.- ¿No están viendo fantasmas en el destaque del Cmdte. Ollanta a Francia?
AHT.-
Posiblemente el Gobierno. Nosotros no. Él obedece la orden que le dan, si lo mandan a una trinchera en el Ene o a su batallón en Locumba, o al extranjero, él debe cumplir. No es dirimente en ese caso.

L.- Los generales Jarama y Furnier señalan que debió castigarse al Cmdte. Humala por levantarse contra un Gobierno elegido democráticamente y no “premiarlo” con enviarlo a Francia...
AHT.-
El 3er. periodo fujimorista fue producto de un fraude. Contra eso se levantó Ollanta, y además lo hizo contra Villanueva Ruesta, Montesinos, Hermoza, Malca, etc, es decir contra todos los que están presos ahora. Creo que es poco honorable defender a estos presidiarios.
En cuanto a lo de “premio”, ello refleja el sentido mercantilista del generalato: Todo lo ven plata, cuánto cobran el día 30, e ignoran que un cambio no constituye ni premio ni castigo. Es una orden. Además Ollanta ha solicitado Locumba.
Por otra parte, Jarama y Furnier deberían abstenerse de dar lecciones de moral en defensa de unos pillos convictos y confesos. Este par de generales reflejan lo que sucede en el EP: Una crisis genera-cional, propia de un Generalato en bancarrota moral, que es el hazmerreír de los ejércitos sudameri- canos.
Es una generación que no tiene nada digno que legar a sus subordinados, y lógicamente en este conflicto generacional entre una generación corrupta y otra nueva y pura que se niega a seguir ese mal ejemplo, el punto de quiebre es Ollanta, y donde se da ese quiebre es en la sublevación del Fuerte Arica y la captura del vladigeneral Bardales, que era parte de esa mafia.
Ello hirió el amor propio de esos ‘”vladigenerales" que jamás le perdonarán al Cmdte. Humala haberse levantado.
Aquí habló con toda prueba, con videos, actas de sujeción, entrega de sobres y grados, no estoy inventando absolutamente nada. Los reto a que me desmientan. Mi hermano es el adalid de la dignidad en las FFAA del Perú, además se toma con escepticismo los cuestionamientos y el desparpajo del Gral. Jarama, padre de la matanza de Accomarca. ¡Y pretende dar lecciones de moral!

L.- El Ministerio y el Presidente pasaron a retiro a 420 oficiales, dentro de una política por renovar los institutos armados. ¿Comparte esa idea?
AHT.- Aquí entra a tallar un factor externo dentro de la nueva dinámica y planteamiento de la seguridad “post Guerra Fría”, digámoslo así, del “Patio Trasero» Norteamericano. El mismo contempla que las FFAA tengan que reducirse, no sólo en Perú sino en todo país subdesarrollado, en unos más y en otros menos. Ahí se incluye la reducción del EP, que hace 5 años tenía 70 mil tropas y ahora no pasa de 25 mil. Ahí se contempla la reducción de la oficialidad.
Y este factor externo se combina con el factor interno de la crisis moral del generalato. Ambas coyunturas convergen. Y urge, al sistema, un Alto Mando con rabo de paja: Inerme ante este proceso de neoliberalización de la Defensa Nacional degenerada en Defensa Colonial.
En verdad, la mayoría de generales invitados al retiro deberían ser dados de baja por medida disciplinaria, por firmar el Acta de Sujeción, además de figurar en otros vladivideos que los “pillan” en delito flagrante. Pero el sistema urge, también, “aparentar armonía”.

L.- ¿Cual es la diferencia, si de todos modos cesarán en actividad?
AHT.- Es que si son invitados al retiro, se van con todos sus derechos y con todos los honores, como si nada hubiera pasado. Constituye impunidad. Premian al pillo y lo despiden con “las gracias a nombre de la Nación”.

L.- ¿Cómo calificaría a esa generación de generales que estuvieron coludidos con la mafia montesinista?
AHT.-
Como “vladigenerales”, producto de un darwinismo al revés, en donde los más incapaces y corruptos ascendían: Estaban predestinados dentro de esa vladimirización de las FFAA, en un momento en que éstas dejaron de ser Ejército para degenerarse en Banda. Solo el etnocacerismo arrasará con la pentagonización de nuestras FFAA. Ese es el quid de la cuestión.