“América para los (norte)americanos”
EL ALCA O EL PACTO COLONIAL

Gral. EP Eleazar Gutarra Maraví

Desde la ascensión a la Presidencia de Alejandro Toledo, ciertos miembros de su gobierno e individuos neoliberales de los que algunos fungen de economistas, está propalando en periódicos y TV, las “bondades” del ingreso al Perú al ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) como la “opción que nos puede sacar de nuestras penurias económicas”, y ponen como ejemplo el caso de México (que integra el ALCA desde 1994) que “hoy exporta más de 5 veces de lo que exportaba en 1990”. Pero obvian lo que expresa el economistas cubano Oswaldo Martínez: “Esas exportaciones las hacen unas 300 empresas fundamentalmente. La gran mayoría de ellas son filiales de transnacionales norteamericanos, y si a éstas 300 empresas le agregamos las maquiladoras que hacen actividades sobre todo de ensamblaje, pues importan prácticamente todo... Y lo que hacen es ensamblar explotando una mano de obra mexicana 15 veces más barata que la norteamericana. Estos 2 agentes son responsables del 96% de las exportaciones mexicanas, y el 4% restante se dispersa entre 2 millones de pequeñas empresas que por supuesto la política neoliberal las mantiene permanentemente amenazadas de absorción o ruina. Por ejemplo, la industria textil mexicana ha aumentado notablemente las exportaciones a EEUU; pero en esa rama el 71% de las empresas son norteamericanas y/o de capital norteamericano, que se instalaron allí después de expulsar de ese sector al capital mexicano que allí estaba. Economistas mexicanos calculan que por cada dólar de exportaciones industriales mexicanas hacia EEUU, sólo hay 8 centavos de componentes nacionales mexicanos. Esta es la maravilla de la inversión de capital norteamericana en México”.
En concreto en los años 70, sin Tratado de Libre Comercio y sin neolibe-ralismo, la economía de México creció en promedio de 6% anual; en los años 90, con Tratado de Libre Comercio y neoliberalismo, creció 3.1% anual.
Un factor determinante son los US$ 190,000 millones de subsidios de EEUU a su agricultura. Con esto ha matado la agricultura mexicana apoderándose de su mercado; este subsidio también esta destruyendo la agricultura actual del Perú, y de toda América Latina.
La realidad mexicana no es pues, lo que se nos pinta.
Al respecto el economista peruano Oscar Ugarteche expresa: “El resultado (de integrarse con el ALCA), como se ha visto en el caso de México, no es integración sino absorción a partir de mano de obra barata y sin mayores aportes al crecimiento del PBI ni a los problemas centrales de búsqueda de futuro”.
El PIB per cápita de Haití es de 460 dólares, de Nicaragua 620, de Honduras 790, de Bolivia 810; mientras que el de EEUU es de 33,000 dólares. ¿Puede haber integración económica con estas desigualdades económicas? Imposible; es como decir que en el Perú hay democracia cuando los ministros, el Presidente y otros funcionarios perciben sueldos mensuales que van desde los 10 mil hasta los 18 mil dólares; en cambio los maestros, policías y militares obtienen sueldos mensuales entre 180 a 300 dólares (ni hablar de un sueldo mínimo de 118 dólares), sencillamente esta abismal desigualdad es una muestra de cualquier cosa menos de democracia.
¿Cuáles son los objetivos de EEUU con el ALCA? Pues modernizar el coloniaje.


Mientras menos sociedad y menos política, mejor
EL RETORNO DE PPK

Raúl Wiener

Kuczinsky no deja de “controlarnos”. Como buen extranjero amoroso del Perú, viene a verificar el despojo de nuestra economía. Alojado en el Sheraton durante la última semana de DIC 2002, exhortó a los “resentidos” cholos del Perú, que dejemos al Gobierno y a los inversionistas extranjeros “trabajar en paz”.

Nunca he dudado de la admiración de PPK hacia la política, mejor dicho hacia la orientación económica fujimorista. Desde la primera privatización ahí estaba en el grupo de postores: Marcona, Edelnor y otros. Y continuó en ese lado de la ventanilla hasta la concesión del aeropuerto Jorge Chávez por Paniagua, luego de lo cual pasó a Ministro y, como tal, encargado de las siguientes remates de empresas públicas.
También habría que recordarlo como miembro del IPES (Instituto Peruano de Economía), donde departe con los “distinguidos” Roberto Abusada, Fritz Dubois y otros que daban “asesoría institucional” al MEF en plena Dictadura, mientras que individualmente ocupaban cargos en el mismo Ministerio, Comités de Privatización, etc.
Pero no era tan consciente, yo, de la “convicción” con la que PPK podía exigir la despolitización y desmovilización social. Alentado por las cifras de crecimiento de fin del año, el gringo ha declarado: “Cuando se deja tranquilo al Gobierno, la economía crece”. Es decir mientras menos sociedad, participación, fiscalización y demandas, mejor serán los datos económicos, basados en ganancias Transnacionales que todo lo soplan al exterior. Fujimorismo sin Fujimori.
Toledo se ha beneficiado coyuntu-ralmente de un escenario de elecciones y relajo de fin de año. Pero PPK sabe que eso es momentáneo. Por lo que su mensaje insta a que los movimientos sociales sean “aquietados” o reprimidos.
Es interesante comparar la nueva fórmula PPK con otra que es más propia de su formación neoliberal: “Cuando el Gobierno deja tranquilo a las empresas, hay más inversión privada y la economía crece”. Vale decir, menos sociedad y menos Estado; el Gobierno de las Grandes Empresas como ideal.
La “tranquilidad” en PPK significa un solo protagonista: Empresas con poder financiero y ganancia en todo rubro: Bajos salarios, mano de obra desechable, impuestos reducidos, etc. Con eso se crece. ¿Para qué podrían ser necesarios, para estos fines, los partidos, sindicatos, organos de control, etc, si no es para estorbar? ¿Para qué la política si basta con la economía? ¿Por qué tanto “resentimiento”?
Hay mucho que discutir sobre el “virtual” crecimiento toledista, sobre todo auscultando la tesis Silva Ruete: “Cuando alcancemos el 8%, se sentirá el efecto”. Lo que constituye el argumento no sólo para defender la actual política económica sino para “duplicarla”.
Pero contra todo lo postulado por PPK durante su vida, la principal causa de un fin de año con alguna mejora, es la presión en gasto público en vivienda, producto precisamente de la necesidad del Gobierno en bajar la tensión social.
Si al Gobierno “lo hubieran dejado tranquilo”, PPK seguiría de ministro y no hubieran habido “concesiones populistas” como Mivivienda y Techo Propio. Si PPK hubiera decidido respecto al “Arequipazo”, Toledo hubiera caído.


No existe el ciudadano mundial, pero sí el estúpido global
DESEMPLEO: PROBLEMA DE SEGURIDAD NACIONAL

Extractos de la conferencia del Brigadier Braga, ante oficiales de las FFAA, en Sao Paulo, en vísperas del triunfo de Lula. La conferencia refleja con singular
paralelismo, la erosión de nuestra sociedad “civil-militar”, pero con la salvedad que, en Brasil, existe un generalato prestigiado, patriota y culto.


Para debilitar o destruir una Nación sin guerra, la estrategia más eficaz consiste en desmoronar sus familias (célula de la sociedad) y acabar con sus defensas. ¿Qué hacer para eso? Quitarle autoridad al jefe: Colocándolo en la humillante situación de desempleo. El trabajo es nexo de respeto entre el padre y su familia. Humildad debe haber en la conducta, pero nunca en el trabajo. El trabajo ciudadaniza al individuo. El no-trabajo lo torna en paria. Por consiguiente el desempleo es un problema de Seguridad Nacional que debe ser enfrentado como tal.
Alegar que el trabajador está desempleado “por incapaz”, a consecuencia de una pésima educación estatal incompatible con la tecnología moderna, transfiere cobardemente la culpa al trabajador, mediante una falacia ante la cual los domesticados sindicatos ni siquiera responden.
Nada es más humillante para un padre de familia que, buscando donde piensa ser útil, ser rechazado y regresar humillado a casa… Así, todos los días, la familia “explotará” entre rencillas cotidianas que poco a poco absorberán la energía de los des-amorados cónyuges sin sopesar el sufrimiento de los disgregados hijos.
Explotan así millones de núcleos familiares-celulares de la sociedad brasileña. Agréguese el hecho que el desempleo afecta directamente a los jóvenes inculcándoles desesperanza y vocación de parias que los enrumba a la droga y prostitución

MINANDO A LAS FFAA
Hace tiempo el presupuesto de nuestras FFAA viene reduciéndose y provocando restricción en su preparación y empleo. Pero este sabotaje no modificará la postura con la que los soldados de honor juzgan y cumplen su misión. El nacionalismo cuartelero en comunión con su pueblo, surge como alternativa.
La explicación para el nombramiento del Ministro “civil” de Defensa; clarifica una línea de acción definida desde el extranjero: Se busca demoler el concepto antineoliberal del Ejército como “institución tutelar”, pretendiéndo suplantar su Sacra Fidelidad a la Nación por una Mercenaria Sujeción al Gobierno de Turno sin importar que venda o no al país, camuflado tras lo que llaman Poder Constitucional.

GEOPOLÍTICA DEL HAMBRE
Sin una agricultura fuerte, el país queda vulnerable. La agricultura está vinculada a la estructura de la familia campesina y a su sobrevivencia. La estrategia neoliberal es destruir el agro llevando al campo la incertidumbre en la comercialización. Nuestro agricultor está amenazado: Pueden despojarlo de su parcela mediante la (in)justicia de un Gobierno Traidor que lo cuestiona, favoreciendo al agricultor norteamericano o europeo...
Destruida la agricultura, controlarán por hambre a una legión de miserables “sin tierras” dispuestos a todo por un plato de comida. Y para completar la faena controlarán la genética y abonos químicos, para que aquellos que continúen en el agro trabajen de rodillas, no rezando a Dios, sino a la ONG que los humillará con un préstamo (otro más, de una eterna deuda).
Y el comercio, que viabiliza el funcionamiento de una ciudad y que es el sector más vinculado al sufrimiento de las familias, sufre también. Enfrentar la desesperación de una madre que ve al hijo pasar hambre y sentirse incapaz de ayudarla, “rebajándole el precio”, es arrasador. Lo peor es que el comerciante nativo, sujeto a leyes elaboradas desde el extranjero y dictadas por traidores, queda como “el villano”.

ARRASANDO LA INDUSTRIA
Un Estado Antinacional, al subvaluar la moneda, devalúa el trabajo de sus ciudadanos y traiciona su misión de bienestar de la Nación.
La misión del empresario es proporcionar trabajo y por
consiguiente enaltecer la dignidad de las familias de “su” Nación. No caben medias tintas: Patriota o traidor.
¿Por qué será que las empresas estatales eran “incompetentes” y debían desnaciona-lizarse para generar empleo para extranjeros y desempleo para brasileños? ¿Por qué los fondos para investigación se reducen cada año? ¿Por qué hay tantas ONG? ¿Quién las financia? ¿Cómo consiguen acceso a los medios de comu-nicación?¿Se están preparando para aceptar esa farsa de “tribunales internacionales”? Ya es hora que la justicia brasileña defina a quien presta servicio: A los brasileños o a los extranjeros.
No existe el ciudadano mundial, pero sí el estúpido global... Como brasileños debemos exigir la inmediata paralización de la liquidación del Patrimonio Nacional. Callar es aprobar, y aprobar es destruir la Nación. ¡Yo tengo orgullo de ser soldado y ciudadano brasileño, y no permitiré que el neoliberalismo destruya mi Nación! ¡El Brasil y su Ejército son eternos!