"Me avergüenza ésta Marina cuyo espíritu no es el de Grau"
UNA SOLA EXPLICACIÓN: TRAICIÓN

 Entrevista al Dr. Julio Vargas Prada (JVP) por Antauro Humala Tasso (AHT)

En DIC 2001, el “Ollanta” publicó en su 1ra. edición una polémica entrevista al Embajador Julio Vargas Prada, actual Presidente de la Comisión Patriótica del Mar de Grau. Dada las circunstancias actuales del “affaire Lucchetti”, el silencio respecto a la usurpación de 35,000 km2 de Mar Peruano por la Armada Chilena, la chilenización del Gobierno Toledista y la invasión económica chilena, pues consideramos que ésta entrevista no pierde vigencia y justifica su reimpresión:

AHT.-¿Cómo explica la pasividad del Gobierno respecto a la usurpación de 35,000 kms2 del Mar Territorial Peruano por el sector sur?
JVP.- Esto corresponde a un largo proceso. Tenemos que ser sinceros, el Perú es una sociedad enferma de entreguismo. Parecería que a nadie le interesa la integridad territorial, yo mando declaraciones a los medios de comunicación y ninguno de ellos quiere tocar el tema. Esa es la verdad, en el pueblo porque está desinformado, miserabilizado y desorientado. Eso sí, cuando uno le explica -lo he palpado- capta y vibra, pero luego la cosa queda ahí puesto que los medios omiten su resonancia a fin de no "presionar" una respuesta gubernamental, desde ya, entreguista.

AHT.- ¿Cómo cataloga la actitud de la marina en ese aspecto?
JVP.- Siento vergüenza como peruano y miembro de una familia que tiene en su haber 3 almirantes. Tengo vergüenza de esta marina cuyo actual espíritu no corresponde a la tradición de Grau

.AHT.- ¿Es, esa actitud, una secuencia histórica desde que se perdió el Huáscar, o es producto de un cataliza-dor corruptor de 10 años de vladimirismo?
JVP.- Esto es un proceso de descomposición. Inmediatamente después de Angamos, hubo gestos formidables dentro de la marina. Se forzó 2 veces el bloqueo de Arica: Quedaba la fibra. Moore, que había perdido la Independencia, se enroló entre los defen-sores de Arica. Lo de ahora es una descomposición premeditada y progresiva.

AHT.- Ahora que vemos a nuestros cadetes “concursando” en Chile y a sus similares chilenos, arribados en el “Esmeralda”, concursando acá, y vemos a nuestros almirantes condecorando a sus pares chilenos, mientras que nuestros pescadores artesanales no pueden alejarse más de 70 millas de Ilo o Mollendo porque sino la patrullera chilena los apresa confinándolos en Arica, cómo pues, conjugar eso?
JVP.- Eso no tiene más que una explicación, solo una palabra: Traición. Por otra parte, respecto al “desarme”, pues cuando esto no se ve en los vecinos del sur entonces tomémoslo, por historia, con desconfianza.

AHT.- Ante este diagnóstico y considerando la bancarrota moral del Alto Mando de las FFAA ¿Qué hacer ante Chile?
JVP.- Hay que rehacer unas nuevas FFAA, pero partiendo de cero y con una nueva concepción sustentada en todo lo que Ud. sostiene, y específica-mente ante Chile una política enérgica. Acá se cree que con esa política de "pisa blandito" no hay problema con Chile. Al contrario, es una invitación esta cobarde política exterior ya que provoca las agresiones de Chile (así como de la piratería ecuatoriana en el litoral tumbesino). Si supiesen los chilenos que cada vez que atentan contra nues-tra soberanía tienen un gordo problema interna-cional, no solo militar, pues se cuidarían de hacerlo.

AHT.- ¿Cuál es su concepto sobre la Convención del Mar, a cuya suscripción la cancille-ría está entusiasta?
JVP.-
Si el Perú entregara el mar de Grau, tal como lo dispone veladamente dicha Convención, estaría entregando una región natural. El Perú tiene 4 regiones y la primera es el mar, que se calcula en 800 mil km2. La Convención eufemísticamente contempla una zona económica exclusiva que en realidad se reduce a 12 millas, lo cual es entreguismo. En las teóricas 188 millas de "exclusividad" se pueden realizar los mismos actos que en altamar ¿Entonces que tienen de exclusivas? Es una burla.

AHT.- ¿Está haciendo una acusación directa a la ONU, al "Grupo de los 7" que son los cerebros de los que ha emanado esta "conven-cionalidad" del mar que es la “globalización de los océanos”?
JVP.- El globalismo es el nuevo nombre del imperialismo, y ahora han dado una voltereta jocosa: Hay que explotar todos los “espacios vacíos” y han puesto el ojo a la Patagonia, la Amazonía, la Antártida, y -por supuesto- también a los fondos marinos. Cuando argumentan que quieren "samaritanamente" explotar el mar para beneficio "global" de la humanidad; me muero de risa, pero la gente cae en la propaganda.

AHT.- Desde las guerras de la Confederación Peruano-Boliviana, cuando capturan sin declaratoria de guerra la flotilla confederada (1837): Desde ahí la marina chilena adquiere superioridad material. En el 79 capturan al Huáscar: ¿Desde ahí no cree Ud que empieza la inferioridad espiritual de nuestros almirantes?
JVP.- Capturan al Huáscar pero no les sirve para nada porque no está Grau a bordo.

AHT.- ¿Ud. cree que una institución -la Marina de Guerra- con su buque histórico cautivo en Talcahuano, hasta que tengamos a un andino Quispe o un compatriota afro encumbrado en su Comandancia General, podría recuperar el monitor? Ya que es obvio que los actuales mandos, tan peruanos como la Coca Cola, sea por su colapso ético o por su genético horror hacia el Sur, jamás lo van ha hacer...
JVP.- Anteriormente la marina entonaba himnos y lemas donde se ensalzaba seguir las huellas de Grau y reconquistar no solo el Huáscar, sino Arica y Antofagasta. Esta marina de ahora ha dado de baja a 6 submarinos y ni protesta por las adquisiciones armamentistas chilenas. Están felices. No hay un proyecto siquiera para conseguir un submarino ni en los próximos cien años; es el desmantelamiento total, espiritual y físico. Efectivamente se requiere sangre nueva.

AHT.- ¿Es utópico, cómo opina la casi totalidad de nuestro "moderno" Alto Mando civil como militar, mirar al sur, a Tarapacá, al Huáscar..?
JVP.- Jamás permitiré que digan "Arica, provincia chilena". Cuando dicto conferencias, digo la "Corriente Peruana" y no "de Humboldt", y la corriente peruana avanza hacia "la costa peruana en poder de Chile" y la gente se queda callada y pensando: ¡Caray, la costa peruana en poder de Chile.

AHT.-¿ Lo que Ud. dice no es un tecnicismo trasnochado, no es tirarse contra la "unihistoria fukuyamista"? Hago de abogado del diablo.
JVP.- La historia, la real y no la "virtual" , es la gran maestra. Tenemos que acatarla. La historia no es quedarse en el pasado, es lanzarse hacia el futuro, es un trampolín histórico que al marino de honor peruano debe impulsarlo sobre el sur.

AHT.- ¿A qué cree que Chile haya tenido una visión geopolítica, desde el s. XIX, de "supremacía chilena en el Pacífico Sur", que se refleja en la actual tesis del "Mar Presencial Chileno", y porqué no ha habido un proyecto análogo en la parte peruana?
JVP.- Ellos se han dedicado a cumplir un plan antiperuano y nosotros nos hemos dedicado a dormir. Chile es muy conscientes del nacionalismo deficitario de nuestros gobernantes provenientes de lo que un pensador republicano denominó como la "boba derecha peruana". "Bobedad" que se constata ahora mismo; en el hombre que ha entregado el texto de la Convención del Mar al congreso para que sea aprobado -Valentín Paniagua- al que denuncié en su momento ante la Fiscalía, sustentado en el texto constitucional que prescribe que aquel que conduzca acto atentatorio contra la soberanía es traidor a la patria.

AHT.- ¿Aquí no habría complicidad por omisión de parte de Toledo, García-Sayán y...
JVP.- El 28 JUL 2001 envié una carta a Toledo advirtiéndole que él no podía apoyar eso y no he tenido respuesta hasta hoy.


AHT.- ¿Sus cartas no han llegado a la prensa “criolla”?
JVP.- He mandado a todos los periodistas de TV. y no obtengo respuesta, por fax les he mandado declaraciones y no publican nada, parece una conspiración de silencio absoluto. Aquí se brinda un respeto que parece cobardía con relación a los derechos peruanos pisoteados por Chile, tanto ahí como aquí. No se defiende nada, ¿Ecuador en qué documento renuncia a su proyecto de salida soberana al Amazonas? En ninguno. En-tonces ¿De qué paz hablamos con Ecuador si ellos no han renunciado a su proyecto? Nuestra Seguridad depende de que el Perú sea más que CH + E. Ahí estaremos seguros, y no mientras seamos igual a solamente uno de ellos. Lo de ahora es sublevante.


AHT.- Gracias doctor.


¿Por qué no se reflotan los buques chilenos Covadonga y Loa para compensar
(o canjear) la cautividad del Huáscar?
POR MIEDO, POR MIEDO Y POR MIEDO

-¿Miedo por parte de quién? De nuestros políticos criollos, pero principalmente de “nuestros” extranjerizados almirantes.
-¿Miedo ante quién? Ante la Marina de Guerra de Chile, que sabedora que los almirantes peruanos están -desde el Combate de Angamos- “genéticamente” aterrorizados, exhiben nuestro Huáscar como Trofeo de Guerra, y mediante su expansiva geopolítica portaliana del “Mar Presencial Chileno” amputan 35,000 millas2 del Mar de Grau en el litoral sur; todo ello con beneplácito de “nuestros” almirantillos.
-¿Cuándo, dónde y cómo los pescadores peruanos hundieron la Covadonga? El 13 SET 1880, en la ensenada de Chancay, los pescadores peruanos, indignados de que el buque de guerra chileno Covadonga (que participó en el Combate de Iquique acribillando a los náufragos peruanos del Independencia) bloqueara el puerto de Chancay, optaron por una táctica no convencional para hundir dicho buque; mediante una carga de TNT camuflada en la bodega de una “inofensiva” embarcación que, exhibiendo “hartos víveres” en su borda, induciera al buque enemigo a acercarse, para, en el momento preciso, detonar la carga. Esta operación fue un éxito: La Covadonga se fue a pique, muriendo 94 marinos chilenos. Así se desbloqueó el puerto de Chancay. Pero victorias como ésta (de manera similar fue hundido frente a Ventanilla el Loa, que participó en el Combate de Angamos), por su protagonismo popular, no son conmemoradas (¡amnesia total!) por unos almirantes adictos a las operaciones UNITAS o a condecorar a sus colegas chilenos a diestra y siniestra. condecorar a sus colegas chilenos a diestra y siniestra.
-¿Es técnicamente posible reflotar la Covadonga? Claro que sí, ya que se encuentra a 12 brazas de profundidad, en una ubicación distante a la costa (Chancay) de apenas 4 millas que facilitan el aspecto logístico. El “Loa” también es técnicamente reflotable.
-¿Cuánto costaría dicha operación? El reflotamiento, cerca a 2 millones de dólares. La refacción, 1.5 millones de dólares. Total: Entre 3 a 4 millones de dólares (el del “Loa” costaría una suma similar). Y aún si fuera 50 veces más, valdría la pena, ya que la dignidad nacional no tiene precio. Lo que no hay es: Ni voluntad política ni patriotismo, y mucho menos: Cojones.
-¿Los Trofeos de Guerra peruanos Covadonga y Loa serían canjeables por el trofeo de Guerra chileno Huáscar? Posiblemente, pero independientemente a ello, sería un gran inicio para “etnonacionalizar” a nuestra pentagonizada Marina, y levantaría tremendamente el prestigio de ese instituto, así como la moral histórica de la Nación Peruana.


El apoyo electoral a Toledo es del 9.7%
REALIDAD “VIRTUAL” Vs. “REALIDAD REAL”

Eloy Villacrés Riquelme

Toledo fue electo con una votación “auténtica” (1ra. vuelta electoral) del 26.8%. Luego de 17 meses de gobierno su caudal, según las encuestadoras, ha disminuido, no obstante su reciente “repunte”.
Entre JUN y OCT 2002 (Arequipazo hasta el “reconocimiento” de Zaraí), fue cuando registró el bajón mas fuerte, que le hizo rozar el “dígito único” en las encuestas: 11%. Ahora, luego que las empresas encuestadoras fueron tildadas de “fujimontesinistas” por la Karp, resulta que el buen Felipillo ha remontado hasta el 26% “de la 1ra. Vuelta”. ¿Ud. lo cree?

Las últimas elecciones Municipales y Regionales aún están “fresquitas”. Lo novedoso fueron las Regionales, sin ley de creación, y en donde el acto electoral constituyó una “elección a ciegas”. Necesariamente se rigió en función a la simpatía por el Partido y/o Personaje político de la cédula de votación.
Se puede decir que esa elección constituye el registro “más real” de la popularidad presidencial, y no las encuestadoras que elevan o disminuyen puntos en función a la presión y/o dádiva gubernamental o partidaria.
Nadie se preguntó, que es lo que sucedió con el 16.6% de electores que no votaron y el 10.7% de electores que blanquearon, anularon y viciaron sus votos: ¡En total el 27.3% del electorado que no se sintió representado! Esto es 2’578,735 ciudadanos, cuyos votos superan a las agrupaciones políticas “más pintadas”. Y ni hablar de esa gran porcentaje que, desilusionados, votan “por el menos malo”.
La mayor votación la obtuvo el APRA con el 17.6 %, seguido de PP con el 9.7% y UN con el 6.3 % de votos. El lapso transcurrido de sólo 18 meses, permite apreciar una tendencia deprimente (”g”) con agrupaciones como el FIM al borde de la extinción, aunque disponga de 11 congresistas en el Parlamento y forme parte de la Alianza de Gobierno.
Lo concreto es que el 27.3% del electorado no siente que su pensamiento y sentimiento esté reflejado en alguna de las agrupaciones, están convencidos que ningu no de los planteamientos formulados dará solución a sus problemas.
El hombre de a pie, el que sufre la marginalidad, la desocupación y la discriminación, el “excedente” aspira a algo diferente de lo que le ofrecen los politicastros de siempre, al punto que fueron elegidos en diferentes cargos varios personajes ligados a la corrupción del gobierno de Fujimori, como muestra del hastío por lo que existe.
Ningún “analista” se atreve a interpretar eso, al punto que uno puede preguntarse ¿Le importa al pueblo la honestidad de sus autoridades? la respuesta es decepcionante, porque considera que todos los que aspiran a algún cargo “son igualmente corruptos”. Es más, se considera positivo, en esta negatividad, que el nuevo truhán electo “robe, pero que haga algo”.
La desesperanza fermenta siempre nuevo pensamiento y nuevo liderazgo, en función a la necesidad vital del momento y lugar. En el caso peruano, ese bello “Yahuar Mayu”, que echará podredumbre de siglos al mar, se define etnonacionalista.


El Mundo es Ancho (desde siempre) y Ajeno (desde 1532)
¿PORQUÉ, EN EL PERÚ, PRIVATIZAR ES EXTRANJERIZAR?

Antauro Humala Tasso

“Estos extranjeros quieren repartirse, como ya han comenzado, todas las tierras del pueblo y provincias, para que cuando siendo señor de ellas las puedan robar. Su codicia es tanta que no han dejado templo sin robar, y no les hartarían aún si las nieves del Ausangate se vuelvan oro y plata” (Manco Inca – Proclama de su Rebelión – Cieza / “Crónica del Perú”).

Desde hace meses, numerosos Frentes Regionales se encuentran en rebeldía contra el Gobierno. Los flamantes Gobiernos Regionales, a su vez, deberán fijar posición al respecto. La cuestión de fondo es la privatización. El rechazo se centra en la estafa, tipo “bacalao fujimorista”, por parte de Felipillo quien no tiene reparo en desdecirse de compromisos populares, inclusive firmados y filmados durante su campaña presidencial.
Ahora le han camuflado el nombre: “Concesionar”. La criollada no surtirá efecto. Felipillo no tuvo en cuenta que la opinión pública quedó sensibilizada después de la experiencia fujimontesinista: Privatizar casi todo y apropiarse del dinero recibido, dejó un cólico de frustración colectiva aún sin evacuar.

ENCOMIENDAS Y PRIVATIZACIÓN
El fenómeno privatizador no nace con la “reciente” globalización proclamada por sus profetas Fukuyama, Toffler y Hutintong.
Nuestro País afronta este problema desde 1532, en que los “globalizadores” extranjeros destruyen el aparato de producción incaico, mediante una privatización que adjudica las Tierras Estatales (denominadas “Tierras del Sol” y “Tierras del Inca”) a los encomenderos. La Colonia o Virreynato es pues, el escenario de la usurpación extranjera, vía privatización, del agro y minería estatales incaicas.
A su vez, la Neo-Colonia o República Criolla es el escenario de la privatización “de lo que restaba” luego de 3 siglos de desnacionalización: Desde Bolívar y San Martín, miles de Ayllus o Comunidades Campesinas son arrasadas por las Haciendas, que sustituyen a las Encomiendas. La desgracia de la Comunidad de Rumi a manos del terrateniente Amenábar, es la epopeya-tragedia con la que Ciro Alegría describe la privatización republicana del Perú pre-Velasco.


MANCO INCA, CACERES.. VELASCO
Claro que el Perú Profundo (que tanto aterra al “moderno” MVLL) reacciona con una lucha nacionalista cuyo origen se remonta a Manco Inca, y cuyas ofensivas las tenemos con las “invasiones de haciendas” propugnadas por el Ejército de la Breña en la Sierra Central (recuérdese que sus mandos guerrilleros eran campesinos) y 70 años después –emulando a los etnocaceristas- con el campesinado cusqueño de la Convención y Lares.
El único Presidente que interpretó patrióticamente este problema fue el Gral. Velasco, quien promulga la ley de Reforma Agraria restableciendo la re-nacionalización de las tierras del Sol, del Inca y del Pueblo, arrebatadas durante 5 siglos de globocolonización, y devolviéndolas a las comunidades campesinas, base de la nacionalidad peruana.

EL FACTOR ETNOCULTURAL
Actualmente la privatización se viste con nuevo traje: Hablan inglés y emiten teorías de llegada de capitales y “confort para todos”. Pero el discurso, no interesa el discursante, es viejo y fracasado. Solo ha servido para enriquecer extranjeros y miserabilizar nativos.
Pero además en el Perú, como en todo país de milenario calibre etnocultural (Bolivia, Ecuador, La India, Egipto, etc), los conceptos de “privatización” y “estatización” revisten un significado adicional al que revisten en naciones desarrolladas y constituidas como –por ejemplo- Inglaterra o Alemania.
Efectivamente, ahí el nacionalismo empresarial se puede dar en versión estatal como privada; puesto que el capitalista “gringo” es ante todo un patriota amante de “su” nación, e identificado ancestralmente con su etnia original. En el caso de EEUU, la casi extinción del “piel roja” por la etnia occidental y blanca; le otorga a ésta el rol de “etnia representativa sobre todas las demás sangres”, que son minorías: Afros, “latinos”, etc.
En cambio aquí el capitalista (y el capital) es extranjero y patriota solo para con “su” patria. O en todo caso “extranjerizado” que, como buen criollo, añora a “su” Madre Patria Hispana y que maldice haber nacido tan cerca de los andes y tan lejos de Miami. Ergo: Nacionalizar es necesariamente estatizar y extranjerizar es necesariamente privatizar. Por eso el etnocacerismo es antineoliberal por excelencia.


¡EL NACIONALISMO TRIUNFA EN TAMBOGRANDE!

Desde ENE 2003, Tambogrande reluce verdaderamente digna, combativa y patriota. Efectivamente, asumió la Alcaldía Provisional el Licenciado Francisco Ojeda Riofrío por la Agrupación Independiente de tendencia nacionalista y ecológica: “AGRO SÍ”.
Obviamente la Transnacional Manhattan Sechura Cía Minera S.A. planea como “tirarse abajo” o “dividir” a ésta nueva administración identificada con el épico valor del “Tambograndazo – 2002”.
No obstante, el enemigo extranjero quiere mas oro que Pizarro. El pasado 10 DIC presentó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) al Ministerio de Energía y Minas (del “deficitariamente patriota” Quijandría) así como al INRENA cuya debilidad para sobornos y traiciones parece patetizarse con su aval a los chilenos de Lucchetti.
Los cholos tambograndinos aparte de ser valientes también son “humanitarios”. Acaban de ser galardonados (el mismo día que el enemigo extranjero presentó su EIA) con el Premio Nacional de DDHH.
¡Nuestras Congratulaciones! ¡Los reservistas “ollantas” están a sus órdenes!


RESUMEN DE LA “ESTAFA MANHATTAN SA”

- Costo del Proyecto: 405 millones de dólares.

- Duración del Proyecto: 17 años, “y se largan dejándonos un cráter de 6 Kms. de diámetro y un valle de aguas ácidas y tierras desérticas”.

- Divisas para el Gobierno 229 millones, o sea “13 micentral y regional (que se llones de lentejas anuales”
matarán por recaudarlas): y 400 empleos directos. El futuro de los hijos, nietos y biznietos a cambio de nada o casi nada.

- ¿Cuánto se llevarán estos Los cálculos oscilan entre
nuevos Almagros y Pizarros? 6,200 y 7,500 millones de dólares.

Sin embargo las actuales 35,000 hectáreas de agro tambograndino rinden una utilidad de 950 millones de dólares anuales (o sea 16,150 millones en 17 años) y proporcionan 14,000 puestos de trabajo.