Las ONGs gobernarán el archipiélago regional “peruano”
BM ORDENA: “REPÚBLICA PERUANA S. A.”

A fines de Noviembre arribó al Perú James Wolfenson, Presidente del Banco Mundial (BM). Su estadía fue de 4 días: 2 como visita “extraoficial” acompañado por los socios presidenciales Toledo-Karp (en Cusco – Urubamba), y otros 2 como visita oficial (Lima) en que se reunió con los socios criollos del “Acuerdo de Gobernabilidad” y demás reuniones protocolares de rigor.
En buen romance, vino a patrocinar a Toledo como “sirviente leal” frente al panorama de la regionalización:
“El apoyo financiero solo será accesible por intermedio del Gobierno Central” advirtió, pero agregando que
“Será imposible pensar en el futuro del Perú sin tomar en consideración el factor indígena”.

Antauro Humala Tasso

CHOLOS CONTRA CHOLOS
Efectivamente el principal problema que se avecina para la Gobernabilidad Criolla es la regionalización. La cual implica que los flamantes y “misios” Gobiernos Regionales presionados por los respectivos Frentes Regionales exigirán la solución a las necesidades vitales de una población cada vez más “achorada”... Y los Gobiernos Regionales Partidarizados (APRA principalmente) deberán decidir entre sujetarse a las decisiones “centrales” de sus respectivos partidos o aliarse con los “radicales” Frentes Regionales reactivados luego del carnaval electoral.
Es decir, 3 escenarios:
1.- (Frentes Regionales + Gobiernos Regionales) Vs. Gobierno Central.
2.- Frentes Regionales Vs. (Gobiernos Regional + Gobierno Central).
3.- Todos contra todos.
El problema que se avecina se dilucida pues, cercano a la anarquía. En Loreto inclusive ya hay inclinación a revisar el legado del Capitán Cervantes, quien en 1921 se rebeló contra el Gobierno Central proclamando la República Federal que llegó inclusive a emitir su propio papel moneda... Y pues, estaba acertado aquel héroe: Perú, República Federal en vez que ésta Masturbación Regional que simplemente le ha cambiado el nombre a los ex–“departamentos”.

“REPÚBLICA ONG – S.A.”
Si a este panorama le agregamos el descomunal “des” y “sub” empleo, la demolición de las FFAA y la excepcional crisis ética de las instituciones “básicas de la República Criolla”, pues se está incentivando su colapso, tanto en su forma Unitaria y Central, como en la “regional”... Solo queda pues, el surgimiento de una Neo-República Chola o en su lugar el de una Neo-Colonia regentada por ONGs (SOCIEDAD CIVIL) que “evaluarán y orientarán” a los seudo gobiernillos regionales. Por eso el “celo” de Felipillo en imponer la presencia de la “Sociedad Civil” en la Ley de Regionalización.
El Proceso Privatizador es alérgico al Estado Nacional y requiere, para su expansión, degenerar a toda Nación en Colonia: Solo así podría privatizar hasta el último m2 de tierra (Concesiones Mineras), mar (Convención del Mar), carreteras (Ley de Concesiones), ruina arqueológica, arroyo, playa o bosque (Fondo Mundial por la Naturaleza regentada por la ONG “WWA” del Commenwealth Británico)... Hasta la letrina del Señor de Sipán. Y para ello requiere sujetar a los micro-gobiernos, dosificándoles el financiamiento, tornándolos adictos al neoliberalismo.

EL “CHOLO DE CORRAL”
En el planeamiento geo-estratégico del s. XXI, la alta clase política angloamericana que jefatura el “Grupo de los 8”, considera elemental “despejar” los territorios africanos y sudamericanos (principalmente la Amazonía “pulmón del Planeta”). ¿Pero despejarlos de qué o de quien? De humanoides “de color” no blancos, y para ello se les “SIDAniza” por millones en el África, en donde la hambruna los extingue para que en un par de decenios, sea repoblado por “euros seleccionados” que harán del “ex” Africa Negra un inmenso Serenguetti para turistas con Tarjeta VISA y en donde los escasos negros amaestrados posen para el flash gringo.
En el caso “Sudaca”, la táctica solo difiere en la forma, pues existe una gran demografía euro-occidental en ciertos países “sin Problema del Indio”.
Entonces el objetivo son países “semibárbaros” como Perú, Bolivia y Ecuador: Aquí hay que “despejar”, concentrando a las choladas en monstruosas urbes y en condiciones infrahumanas. Centralismo al máximo. ¡Lima Metropolitana-“Región”, Callao-“Región”!: con 1 tercio de la población “nacional”... De tal manera de tener a ese ganado humano “a la mano” (El 74% de la población es urbana, con tendencia a incrementarse), alimentándolo en “comederos públicos” sustentado con “ayudas” extranjeras, y controlándole también su capacidad reproductiva.

LA “MUJER MARAVILLA”
¿La meta? Degenerarnos hasta que conceptuémos inaudito retomar nuestras sierras y selvas cada vez más abandonadas, cuando precisamente su “ocupación física” es vital para el surgimiento y desarrollo propio de la República Chola. Pero no, el neoliberalismo requiere de Colonias y no de Naciones, y advierten: ¡Para el desarrollo requieren de gringos fuertes y superiores: inversionistas que traerán el “progreso” y/o aventureros que les descubrirán su historia!
Entonces el discurso de la europea Presidenta de la “Asoc. de Comunidades Andinas, Amazónicas y Afroperuanas”, la Mujer Maravilla Elliane Karp ante el mandamás del Banco Mundial: “La 1ra. tarea es incluir a las culturas originarias, en la modernidad”, solo es el epílogo de un planteamiento que pretende hacer del Perú, un Discovery Chanel “privado”, en donde los nativos solo seremos asumidos en tanto hagamos juego con el paisaje, bailemos la danza de la lluvia, o posemos “pintarrajeados” para el flash extranjero. Los demás, lumpeniza-dos y acinados en los arenales, harán sus colas en los comederos de las ONGs extranjeras, espectando por TV a sus superhéroes blancos, occidentales y “billetones”...


Hablando de Camisea: ¿Nueva “Página 11”?
EL PROYECTO DE LA VERGÜENZA

Victor Mejía Franco -

Los informes de prensa del conocido periodista Herbert Mujica desde el mismo lugar de los acontecimientos, permiten construir una idea de cómo está funcionado este proyecto “bandera” del Gobierno.
A su oscuro origen se añaden las secuelas de haber contratado con el llamado “Consorcio Camisea”, en condiciones desventajosas para el país.
El contrato mismo, a juzgar por la forma cómo se desenvuelve actualmente podría resultar un fiasco, si el Gobierno actual se mantiene en sus trece de ocultar su texto, para impedir el escrutinio por instituciones y personas que podrían aportar para corregir “sobre la marcha” los gruesos errores de que posiblemente adolece. Es más, una muestra de transparencia como la sugerida, permitiría salvar la cara de Toledo, habida cuenta que el responsable original del contrato es el Gobierno de Paniagua, heredero de la afición por las “páginas 11”.
Los detalles que se han conocido son inquietantes y nos hacen sentir como sentados en un barril de pólvora. En síntesis, los síntomas de la descomposición del proyecto son:
1.- Carece de recursos para seguir adelante, en vista que los organismos internacionales de financiación tienen conocimiento que no cumple con los requisitos ambientales, a pesar de las interesadas declaraciones del ministro Quijandría, tratando de disimular la situación. Definitivamente no los cumplen, a juzgar por las graves denuncias que sobre el particular manifiestan las poblaciones afectadas. De modo que si finalmente el finan-ciamiento es obtenido por presión del Gobierno Peruano, resultará éste responsable de honrar la deuda en caso de incumplimiento del Consorcio.
2.- El propio Consorcio encar-gado no habría podido presentar al Gobierno las garantías financieras establecidas en el Contrato, lo que le permitiría escamotear sus responsabilidades económicas en caso de colapso.
3.- El Gobierno, para salvar su reputación, no estaría contemplando las posibles causales de nulidad del Contrato, que podrían proveer los fundamentos legales para sentar al Consorcio en la mesa de negociaciones, con la finalidad que éste acepte la corrección de los vicios del Contrato bajo pena de declararlo en “incumplimiento insalvable”, que es causal de nulidad del Contrato aquí y en cualquier parte.
4.- El Consorcio habría modificado unilateralmente la ruta del gasoducto, para hacerlo más “barato” a medida de sus actuales “posibilidades” en cómplicidad con el Ministerio de Energía y Minas. En este aspecto, la ruta ya no incluiría Quilla-bamba, truncando las expectativas de ese pueblo.
5.- Se estaría produciendo una irreversible depredación de los recursos naturales de la zona, como bosques, fauna silvestre, recursos de agua, etc. sin control alguno de los responsables del Ministerio.
6.- La falta de dispositivos de seguridad, aunque negado con terquedad por la Empresa, ya habría producido 25 accidentes mortales.
7.- El aspecto contractual es alarmante: El propio gerente de Pluspetrol, Alberto Moons, ha revelado la existencia de una famosa cláusula 8.6 que les permite modificar las regalías pactadas por el Contrato en el caso de la exportación del gas, que favorece subrepticiamente al Consorcio, si se tiene en cuenta que la mayor parte de la producción estará destinada a la exportación, por las conocidas limitaciones del mercado local.
8.- Las condiciones de trabajo son críticas: pésimos alojamientos, mala alimentación suministrada por la empresa concesionaria Sodexho, gerenciada por Martín Quijandría sobrino del Ministro del ramo; maltrato e invasión de los asentamientos indígenas de la zona; y retrasos injustificados en el pago de remuneraciones y beneficios sociales a los trabajadores nativos.
Ningún país civilizado permitiría estos atropellos. Los medios de comunicación siguen haciendo de la vista gorda. Un deber de consecuencia nos obliga a elevar nuestra voz de protesta, antes que sea demasiado tarde.