Marchan bien pero caminan mal
SE DEBE ACERTAR AL “BULL”

 Imasúmac Humala Tasso

El pasado Ag./02, el Sindicato Telefónico logró la reposición de sus 574 despedidos. Este trascendental triunfo laboral y catastrófica derrota patronal se debió a que se accionó con bull acertado y con división del trabajo. La masa con sus dirigentes a la cabeza encajó en el bull: Edificio-Oficinas de Telefónica, Embajada de España y el domicilio de Alfonso Bustamante, Presidente de la Trasnacional. Sus energías fueron cuidadas, no se desperdiciaron en objetivos poco trascendentes como el Ministerio, Palacio, Congreso y Tribunal de Garantías. Dirigentes, solo ellos con sus asesores impulsaron los expedientes con diligente y lúcida fundamentación jurídica.
Bull acertado y división del trabajo, es la experiencia–lección del “Telefonicazo” que deben aplicar las masas en sacrificadas movilizaciones desde tiempo, como los JUBILADOS, CITE, COCALEROS Y UNIVERSITARIOS. (Ver cuadro 1)
Algunos hechos sustentarios de lo planteado:
1. Toledo, igual que Pizarro, los Virreyes o Fujimori, gobierna para los extranjeros y sus entornos. Para el pueblo extrema penuria (suicidios casi a diario) y desmoralización.
2. En 1992-2000, Fujimori y Vladimiro y entornos se apoderaron de alrededor de $ 950 millones, 10% como coima de los $ 9500 millones de privatizaciones. Los vladirnilitares se apoderaron de lo destinado para adquisiciones de armas. Y la cúpula de los Poderes del Estado, Empresas e Instituciones tomaron su botín del Erario.
Vladiciviles y vladimilitares están algunos en cárcel y prófugos y los más por encarcelar. Solo loa altos funcionarios, siguen con los vladisueldos.
3. Voluntariamente, sea por consigna, soborno o tralci6n, Toledo ha empobrecido al Estado a extremos, que los juzgados carecen de papel y los cuarteles en venta, para pagar sus facturas de agua y luz. El Perú, en la producei6n mundial metalífera es 2° en zinc y 6° en oro, más que billetes tenemos lingotes. Nuestra situaci6n real es comparable a los tiempos del guano y el salitre.
Conclusión:
a) Ante la traición patrimonial de Toledo es facultad legítima de los pueblos, en nombre de la nación, tratar directamente con las transnacionales y cobrarles. Si se resistieran a lo correcto tendría que cerrárseles y someterlos a proceso penal. El Ejercito Peruano, desactivado como fuerza activa y cuya Reserva se activa espontáneamente, respaldar las gestas populares.
b) Los altos funcionarios deben renunciar a los vladisueldos y optar por los sueldos parlamentarios correspondientes a Mar/92. De no hacerlo deberán ser procesados penalmente..


Salvo en una República Etno-nacionalista...
LA “DEMOCRACIA” MADE IN USA, POR
NECESIDAD DEBE AMAR A MARTÍN RIVAS

Antauro Humala Tasso

“Mi conducta fue impecable, soy un soldado leal”, así respondió Martín Rivas a los periodistas que pugnaban por arrancarle declaraciones, en medio de su casi linchamiento por parte de los enardecidos familiares de las víctimas del Escuadrón de la Muerte, denominado “Colina”. Poco después, Rivas era re-encarcelado. Pero en verdad tiene “media razón” en su declaración.

“ES POR USTEDES, CONGRESISTAS”
En cuanto a lo de la “conducta impecable”, es cierto. Tanto como Telmo Hurtado en Accomarca o Valdivia Dueñas en Cayara. Precisamente por ello, por su “impecabilidad funcional”, ambos ascendieron (Hurtado hasta mayor y Valdivia a divisionario). Por supuesto, también Rivas ascendió “por acción meritoria” a mayor. Todos ellos cumplieron cabalmente las prescripciones doctrinales de la Doctrina Contrasubversiva Made in US Army vigente aquí, y que hace 20 años resumió crudamente aquel Gral. apodado El Gaucho: “Si me tiro a 200 civiles, a lo mejor hay ahí 2 ó 3 subversivos. Se justifica la pérdida”. Y pues, Hurtado se tiró a 48 civiles, Valdivia a 24 y Rivas a 51 (atribuidos al “Colina”).
Ciertamente que estas estadísticas macabras, son necesarias para la supervivencia del Sistema Neocolonial Republicano Criollo. Son indispensables para la Democracia made in USA. Y Telmo Hurtado lo expuso, casi con “brillantez”, en el mismo Congreso, dejando anonadados a los integrantes de la Comisión Investigadora de la masacre de Accomarca: “Como les digo, he tomado la determinación de eliminar toda subversión. Cosa que de repente no nos agrada, PERO TENEMOS QUE HACERLO PARA DARLES ESTABILIDAD A USTEDES, PARA QUE EN ESTOS MOMENTOS SEAN PARLAMENTARIOS. NOSOTROS NECESARIAMENTE TENEMOS QUE REALIZAR ESAS COSAS PARA QUE USTEDES PUEDAN GOBERNAR”.
Ese es el trasfondo de la “impecabilidad funcional” del buen Martín Rivas.

LEGITIMIDAD Vs. LEGALIDAD
Lo que pasa es que ante la caótica gobernabilidad criolla, los llamados a sacar las castañas del fuego son los militares.
Salvo que replanteen el asunto, anteponiendo la legitimidad del interés nacional a la legalidad del interés gubernamental: Nación antes que Gobierno...
O sea legitimidad antes que legalidad. Y pues, instantáneamente surgiría el Velasco Alvarado que reapunta el fusil del soldado hacia los salteadores que desgobiernan desde 1532. Sino, los cuarteles de “nuestra” Democracia Made in USA, necesariamente seguirán cada -cierto tiempo- malpariendo hurtados, valdivias y rivas.

SICARIOS, Y NO SOLDADOS
En cuanto a la referencia de Martín Rivas: “Soy un soldado”, pues es falso de toda falsedad.
En 1990, estando detenido en el Servicio de Inteligencia por motivo de una investigación respecto a la logia “etnocacerista”, conocí al entonces capitán Rivas, quien laboraba ahí. Luego de los interrogatorios, al retornar custodiado a mi alojamiento, me cruzaba con él, a quien le debía el saludo correspondiente. Era capitán y yo teniente. Desconozco si entonces el grupo Colina existía, pero eso sí; los asesinatos perpetrados por grupos operativos de inteligencia, ya se daban en las zonas declaradas en emergencia.
Siendo un oficial que ha participado como jefe de patrulla en la guerra contrasubversiva y habiendo tenido enfrentamientos con la respectiva cuota de bajas en ambos bandos, creo necesario establecer la diferencia entre quienes participamos como soldados y quienes lo hicieron como sicarios.
En un batallón contrasubversivo son contados los oficiales que tienen enfrentamientos, y estos pocos son los jefes de patrulla, o sea oficiales del grado de tenientes o subtenientes. Se puede decir que, aquella, fue la “guerra de los tenientes”. Es difícil encontrar entre estos oficiales con experiencia de combate, un asesino, puesto que las bajas son producto “técnico” de un hecho de armas en el que independientemente de la cuestión ideológica de guerra “justa” o “injusta” cada uno de los contendientes arriesgan, en relativa igualdad de condiciones, el pellejo.
¿Guerra Sucia, atrocidades? Claro que las hubo, pero de parte de quienes jamás tuvieron experiencia de combate... Por ejemplo en Accomarca, en donde el jefe de esa patrulla no tuvo enfrentamiento alguno: Ahí no se “recuperó” siquiera 1 cm. de mecha lenta. Eso fue una barbarie derivada del adoctrinamiento de Frente Interno emanado del US Army que cataloga al grueso poblacional “de color”, al igual que en el Far West, como enemigo potencial del Estado Occidental, al que “reglamentariamente” Telmo Hurtado asumía defender. Algo similar se da en Putis, Umaro, Cayara, Bellavista, Soccos, Chumbivilcas, etc: Por un lado la matanza con visos de etnocidio que reemplaza al enfrentamiento armado, y por otro lado un indoctrinamiento foráneo alérgico al interés popular.
El asesinato descalifica al soldado en sicario, y eso se da cuando se ultima al hombre desarmado; sea prisionero o detenido. La ralea de rivas, pichilingues, hurtados, artezas (el “camión” de los FOES de la Marina), etc., jamás enfrentó contra gente armada y antepusieron contra gente desarmada la obediencia (in)debida a los DDHH. Actuaron cobardemente y sin el mínimo de consideración humana que, por cierto, el soldado también posee. Estos verdugos de ancianos, mujeres y niños, enlodan la memoria de los 2,844 combatientes cuyos nombres figuran en el Cenotafio del Cuartel General del Ejército.

NON PLUS ULTRA
Cierto que de la guerra contrasubversiva, dada su naturaleza conflictiva entre compatriotas, jamás emerge el héroe patrio, digamos del tipo Grau, por mucho que les pese a los fujihéroes de Chavín de Huántar.
Pero ello no debe anular la honorabilidad del soldado contrasubversivo en su accionar táctico. Sin embargo, el sicario Rivas, como otros, tienen el desparpajo de camuflarse entre los verdaderos soldados, al punto que le pusieron a su banda, el nombre de un capitán muerto en 1984 cumpliendo su deber.
Es evidente que esta banda representa el “non plus ultra” de la macabra performance de fosas comunes y desaparecidos, propios del (contra)terrorismo de un Estado que al deslegitimarse así ensució también esa guerra. El ascenso a los colinas por acción “meritoria” tornó absurda la institucionalidad armada del Estado de Derecho.
Es evidente que la cúpula valoró más a estos rufianes que a los soldados, al extremo de humillar a los héroes del Cenepa con medallas “desechables”. Era la época del paradigma pinochetista del general “victorioso”, del Tiwinza “capturado”, de los ceremoniales de “sujeción”, “Unidad Monolítica” y cuando el delito era virtud y la virtud delito, que al respecto casi no ha cambiado.


Nueva modalidad de colonización "global"
LAS ONGs Y EL NEOLIBERALISMO

Gral. EP Eleazar Gutarra Maraví

Hace 2 semanas más o menos el presidente Toledo manifestó su disconformidad porque el Congreso no había considerado a las ONGs en la Ley de Regionalización; esto posiblemente pasó inadvertido por la mayoría de los peruanos.
¿Qué son las ONGs? James Petras, Profesor de la State University of New York entre otros conceptos dice:
“A medida que la oposición al neoliberalismo crecía en los años 1980, los gobiernos de EEUU, Europa y el Banco Mundial incrementaban el financiamiento de las ONGs. Hay una relación directa entre el crecimiento de los movimientos sociales retando al modelo neoliberal y el esfuerzo para subvertirlo creando formas alternativas de acción social a través de las ONGs. El punto básico de convergencia entre las ONGs y el Banco Mundial es su oposición al estatismo. Mientras que los neoliberales estaban transfiriendo propiedades estatales lucrativas a la riqueza privada, las ONGs no formaban parte de la resistencia de los sindicatos, por el contrario, ellas fueron activas en los proyectos locales, promoviendo el discurso de la empresa privada. Las ONGs construyeron puentes ideológicos entre los pequeños capitalistas y los monopolios que se beneficiaban de la privatización, todos en nombre del “Antiestatismo”. Mientras que los ricos acumulaban vastos imperios financieros de la privatización, los profesionales de las ONGs, de clase media, obtuvieron pequeñas sumas de fondos para financiar oficinas, transporte y una actividad económica a pequeña escala... Las ONGs distraen la atención y las luchas del pueblo, del presupuesto nacional hacia la autoexplotación para garantizar los servicios sociales locales. Esto permite a los neoliberales recortar los presupuestos sociales y transferir los fondos del Estado para subsidiar los déficit de bancos privados, préstamos a exportadores, etc...”
Como podemos observar estas expresiones tienen pleno respaldo con lo que ha ido produciéndose en el Perú en estos 25 últimos años, en los que se han organizado muchas ONGs que han recibido y siguen recibiendo grandes sumas de dinero de los de Europa y EEUU para actuar en los diferentes campos, como en la industria, el medio ambiente, la educación, etc.
Estas ONGs en cada campo realizan pequeñas acciones locales, pero que las magnifican y las publican para ganarse a la población en general. O sea que hacen demagogia. Su objetivo es oponerse al nacionalismo, y para tal efecto hacen propaganda a favor de la privatización y del libre mercado (que no existe en el Perú); son grandes defensores del neoliberalismo y de las acciones de las corporaciones transnacionales.
Sabemos que Toledo es el presidente más pro estadounidense de estos 73 últimos años, por lo tanto su accionar en los campos económico, político y militar, es prescrito por lo que determina el gobierno estadounidense, el Banco Mundial, el FMI, etc; por ende él ha querido que estas ONGs (camufladas bajo el “romántico” logo de “Sociedad Civil” – N. de R.), sin tener al voto popular, formen parte de la Ley de Regionalización.
Siguiendo su norma, las ONGs participan en actos en contra de los gobiernos independentistas del Poder Imperial. Tal es así que el 19/11/02 uno de los líderes de la oposición venezolana, expresó por TV que “las ONGs también están participando en la manifestación en contra del gobierno del Presidente Chávez”.

 


Adam Pollak le teme más a la justicia que a la OLP
EL “MEJOR AMIGO” DE FELIPILLO...

Guillermo Cáceres Rupay

El periodista israelí, Tany Goldstien, retó públicamente a su compatriota Adam Pollak Mark, Asesor Presidencial de Inversiones Extranjeras del Gobierno Peruano, a sostener en el mismo Israel que el liquidador de la empresa "Sísmica" lo extorsionó y que, ante su negativa, el mencionado liquidador lo enjuició.
"Si dice eso en Israel, inmediatamente iría preso y las acciones penales actuarían. Por eso creo que no se atreverá a venir a Israel. En todo caso, lo reto a que lo haga", afirmó el hombre de prensa en comunicación telefónica con EXPRESO.
Sostuvo que todos los cargos levantados en contra de Pollak son fundamentados y están sustentados en documentos fehacientes y originales, propios de los mismos tribunales que llevaron el caso en la década de los ochenta. "Pollak nunca se atreverá a venir a Israel a denunciar a los medios de comunicación y a los periodistas que lo acusan, porque sabe que los documentos en su contra son demoledores. Además, sabe bien de la gravedad que su caso tiene en Israel", agregó Goldstien.
Igualmente, el colega judío precisa que fue en 1993, y ante la Corte de Tel Aviv, que Pollak Mark "alegó" que en esos momentos se estaba divorciando de su esposa Mariana Farkas y que, por lo tanto, no podían embargarle la casa de Haifa, pues ésta formaba parte de la sociedad conyugal que existía entre él y su esposa. "Gracias a ese escrito que presentó a la Corte de Tel Aviv, la mansión de Haifa no pudo ser embargada. Sin embargo, en los actuales archivos de los registros prediales ese inmueble sigue siendo de ellos", anotó. Dado estos antecedentes, es casi seguro que el famoso secuestro de “Doña Farkas”, fue premeditado por el asesor de Felipillo.
Obviamente, Palacio de Gobierno es una guarida de delincuentes... Por algo es la "Casa de Pizarro" con monumento incluido al costado. ¿No sería hermoso colgar a todo el hampa extranjera en los postes de Lima, con su banderita (chilena, israelí, norteamericana, etc) al costado?
Esperen que se erija un Poder Etnonacionalista y verán.


¿Errores involuntarios o discriminación sistemática?
¡NO SOLO LUCCHETTI DEBE LARGARSE!

Fernando Bobbio Rosas

En su programa del 19 NOV, Hildebrandt presentó 2 casos de “errores” perpetrados en algunas de las más lujosas tiendas de Lima: Las chilenas Saga Falabella y Santa Isabel.
El esquema simple: Al salir te coge del brazo un matón uniformado y te “invita” a pasar a un cuarto donde se te va a revisar porque te han “visto” ocultando un objeto entre tus ropas; si opones resistencia o protestas, aparece otro sujeto de la misma calaña y te llevan a la “revisión”. Perpetrado el atropello te dicen que te puedes largar. SI te quieres quejar aparece una mujer simpática que te da todas las disculpas posibles; si agregas que eso no basta para satisfacer el agravio sufrido, su actitud cambia de inmediato y con el tono más cortante te invita a quejarte “donde te de la gana”.
Esto es lo ocurrido con uno de los entrevistados en el programa de Hildebrandt; el otro “error” presentado fue mucho más grave, la calumnia se lanzó contra una joven pareja y su bebé que, como 3 delincuentes, fueron llevados hasta la comisaría de donde el padre tuvo que ir a su casa a traer la factura del carrito que la empresa pretendía arrebatar a la criatura.
Estos son sólo 2 de los casos que ha recogido Hildebrandt; pero es razonable suponer que son muchísimas los compatriotas que sufren estos abusos y que por alguna razón (timidez, desconocimiento de sus derechos, falta de tiempo, dinero o de medios como, por ejemplo, una máquina donde escribir una carta de protesta) prefirieron olvidar el mal rato.
Todo esto confirma nuestra apreciación del sistema que, en primer lugar, parte del principio de que el ciudadano común “es un delincuente” y, si no lo es, debe probarlo; si la factura no hubiese aparecido, la policía “nacional” hubiese arrebatado el cochecito del bebé para entregarlo a la empresa chilena, amén de alguna posible sanción para los “ladrones”. En segundo lugar y esto es lo más abyecto, todos los vejámenes, se perpetran contra personas de condición modesta y que no son blancas, pero que son eslabones de un apartheid informal y extraoficial muy efectivo: “Aquí no te queremos. ¡Fuera cholo de mierda!”.


Un Cortometraje polémico y una opinión fuera de lugar 
¿ES ESTÚPIDO SER ETNONACIONALISTA?

Walter Tino Solís

Hace pocos días en el progama “A las 11 con Hildebrandt" se trasmitió un cortometraje del cineasta peruano Daniel Rodríguez.
La trama fue la siguiente: Paraje de la frígida puna serrana... Una camioneta 4x4, full equipo y lunas polarizadas, se desplaza por la carretera rural. La conduce obviamente un "pituco agringado" que requinta el hecho de tener que desplazarse por la sierra para asistir a un compromiso social. Lo acompaña una chica, que no obstante su “cariz san isidrino”, se encuentra contenta de ir viajando por los andes, e increpa a su amigo por el desprecio que éste siente hacia el serranío. Se vé que la muchacha es culta y que el tipo es un imbécil... Se malogra la camioneta (se recalentó el radiador) y ambos personajes bajan. Llegan a una choza. Los recibe una campesina paupérrima (Delfina Paredes) acompañada por sus hijos con pinta de pirañitas. Después de un breve diálogo, tanto la mujer serrana como su marido (personaje extraordinario, quien a mi juicio, es lo fundamental de la historia), terminan por despojar a ese par de criollos, de todas sus  pertenencias, escopeta en mano y brindándoles H2O para el radiador. Los acompañan hasta el auto, en donde se van, traumados, descalzos y en calzoncillos...
La historia es buena, pero originalmente no es peruana, pudiendo serlo. El cortometraje en mención se basa en una historia publicada en 1944 por el escritor Romano Alberto Moravia, y aunque el corto se titula "Páramo", el cuento original se llama "Andare verso il Popolo". Por supuesto, me encargué de escribir a don César para que haga las aclaraciones del caso, pues en la historia original la familia campesina asaltante y casi asesina, no es andina sino europea, como Pizarro y el abuelito de Don César.
Pero a Hildebrandt le espantó por su “crudeza”, e hizo comentarios antiandinos, sin comprender que “El Perú que se Va”, así como la “Lima que se Fue”, resurge con implacable pinta tupacamarista... Como el cholo con retrocarga, asemejándose a los avelinos etnocaceristas. Obviamente el E-Mail que le envié explicando esto, le hizo reaccionar así: "Estúpidos correos electrónicos de indigenistas a ultranza".
¿Qué tendremos que hacer los cholos, para que gente como don César, a quien respetamos por que en verdad dice lo que cree (que claro, no es etnocacerismo), dejen de monopolizar el verbo, interpretando su juicio como el “único y auténtico” del Perú. Si bien es cierto que la “Verdad Oficial” es desde 1532 contrasubversiva, occidental y cristiana, aquí desde “Ollanta” la contrarrestamos y rescribimos. Sabemos, como nos enseña Arguedas, que “Cuando hombres como nosotros gobernemos nuevamente nuestra Patria, hecharemos podredumbre de siglos al mar”.